Nueva Fase 1: en 2 semanas hubo más casos que en 4 meses de pandemia

301
La vuelta a Fase 1 no resultó. La ola de contagio no se detiene y amenaza al sistema sanitario.

El 22 de julio Chaco se despedía de la última fase de la cuarentena y se prepataba para entrar ese fin de semana al Plan Desescalada que 45 días después abriría las puertas de la «nueva normalidad».

Ese día el Ministerio de Salud informaba 35 nuevos casos de coronavirus en la provincia y un total de 3.035 infectados desde el 9 de marzo, cuando se detectó el “caso cero”. Ya habían muerto 126 personas.

Lo peor parecía haber pasado, pero los casos acumulados en esos más de 4 meses de pandemia fueron superados en apenas las últimas 2 semanas, a pesar de la reinstauración de la Fase 1 de la cuarentena, decretada el pasado 8 de octubre por el gobernador Jorge Capitanich, alarmado por la ola de contagios. Medidas que fueron ratificadas este sábado por otras 2 semanas en virtud del «éxito» que tuvieron.

En este lapso se registraron 3.088 nuevos casos y la provincia pasó de 9.693 a 12.781 infectados. Y la cantidad d víctimas fatales se incrementó de 316 a 395: 79 fallecimientos, 9 más que en los 3 primeros meses.

El área metropolitana del Gran Resistencia pasó de 6.627 a 7.881: 1.254 nuevos casos, más de los acumulados en toda la provincia en los 3 primeros meses, cuando también se había decretado el retroceso a Fase 1 y la suspensión del Día del Padre.

Resistencia pasó de 5.009 a 5.992, Fontana de 776 a 876, Barranqueras de 635 a 760, y Puerto Vilelas de 207 a 253.

Y en el interior Presidencia Roque Sáenz Peña el número de casos positivos se elevó de 1.055 a 1.627, en Villa Ángela de 323 a 790, en Tres Isletas de 366 a 386, en El Sauzalito de 239 a 260, en Charata de 107 a 242, en Quitilipi de 89 a 203, en Puerto Tirol de 126 a 155, en Juan José Castelli de 110 a 136, en Machagai de 53 a 133, en General Pinedo de 72 a 88 y en General San Martín de 35 a 50.

En la última semana los intendentes de Castelli: Pío Sander, y de Villa Berthet: Atlanto Honcheruk, y la esposa y la hija de éste, dieron positivo.

El ascenso de la curva de contagios se evidencia en otro parámetro crítico: los casos activos, que incrementaron casi el 50 por ciento, de  1.054 a 1.549, con el consecuente incremento de pacientes internados que amenaza la capacidad del sistema sanitario.

Comentarios

comentarios