No al acomodo en la Policía: la Legislatura rechazó el ingreso de oficiales por decreto

Amplio rechazo al decreto 2145 por el que el Gobernador designó 81 profesionales como oficiales principales en comisión, entre los que hay familiares de funcionarios policiales, políticos y judiciales, y hasta personal de gabinete.

4139
La Legislatura repudió el decreto de Peppo que la semana pasada incorporó a 81 oficiales, la mayoría parientes de funcionarios policiales y políticos, y personal de gabinete.

Con 22 votos la Cámara de Diputados de la Provincia aprobó una resolución declarando el rechazo al decreto 2145, del 1 de octubre, que lleva las firmas del gobernador Domingo Peppo y el ministro de Seguridad: Carlos Barsesa, que nombró en comisión a 81 oficiales principales y ayudantes, para integrar el Cuerpo Profesional.

La lista incluye abogados, psicólogos, veterinarios, y otras especialidades, y algunos sólo con título secundario, la gran mayoría de ellos familiares directos de jefes policiales y funcionarios del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial, además de personal de gabinete de la provincia.

El decreto, que no fue publicado en el sitio oficial del Gobierno, se divulgó desde el fin de semana pasado en las redes sociales, y generó una oleada de repudio en todos los ámbitos, principalmente en las propias filas policiales.

Según la norma, los listados forman parte del II Curso para Oficiales de Policía, y fueron designados en comisión hasta tanto cumplimenten los requisitos para ser promovidos, pero aclara que serán promovidos de todos modos al cabo de un año.

El diputado radical Alejandro Aradas presentó el proyecto para expresar el rechazo al oportunismo y manifiesto manejo discrecional del poder y las influencias, que queda demostrado en la lista de flamantes oficiales.

El presidente del bloque del Frente Chaco Merece Más: Hugo Sager, dijo que la bancada estaba dispuesta a acompañar el proyecto de la oposición siempre que se plasmara expresamente que la designación se encuentra perfectamente en las normas vigentes.

Esta postura fue avalada por Juan Manuel Pedrini, que consideró que el decreto era perfecto desde el punto de vista legal, y que podría haber objeciones pero que serían siempre subjetivas, y que no se podía cuestionar los nombres de los designados. Para él, si alguien tenía algo que cuestionar, debía proponer la modificación de la ley que avala el decreto, al que definió como “perfectamente legal”.

Sin embargo, la presidente de la Legislatura: Élida Cuesta, disintió con esta postura: “Voy a acompañar el proyecto. No es legal el procedimiento, corresponde que las designaciones se hagan por concurso”, expuso, y agregó que “en esta época de crisis, cuando se está pidiendo hacer un ajuste no podemos seguir incorporando gente” y comparó que “mientras en la Legislatura se suprimen cargos, por otro lado se están creando”.

Ante la adversidad, Sager propuso que el proyecto pase a comisión, y lo mismo solicitó Gladis Cristaldo, alegando que no conocía el decreto porque sólo había tomado conocimiento de él a través de los grupos de WhatsApp.

Finalmente, se impuso la propuesta de votar de inmediato y la resolución fue aprobada con una abrumadora mayoría: 22 votos.

Comentarios

comentarios