Niremperger asegura que Aída Ayala presionó testigos y manipuló pruebas

La juez dijo que desde el principio de la investigación no sólo “actuó sobre las personas que debían testificar” sino que también “manipuló la documental fundamental para la investigación”.

5022
La Comisión de Asuntos Constitucionales aguarda la definición de casación, pero se cree que no llegará a tiempo.

El fiscal federal Patricio Sabadini reiteró el pedido de detención de la diputada nacional Aída Ayala en la causa Lavado 2, este lunes, después de la confirmación del procesamiento con prisión preventiva que dictó el último viernes la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia.

La juez Zunilda Niremperger dijo que, tras esta presentación, remitirá nuevamente el pedido de desafuero a la Cámara de Diputados de la Nación, que había dejado el proceso en suspenso hasta tanto conocer la postura de la Cámara.

En Cambiemos consideran insuficiente el pedido de un juez de primera instancia, por entender que “una persona podría equivocarse o tener animosidad”, pero que la revisión de otros tres jueces reduce estas posibilidades. Este criterio fue definido para la Cámara de Diputados como para la de Senadores.

“Desde el comienzo se denunció que estaba actuando sobre las personas que debían testificar en la causa y también sobre documentales necesarias para llevar adelante la investigación, y todo eso es lo que representa un peligro procesal que es entorpecer la acción de la Justicia, lo que justifica una detención”, dijo la juez, entrevistada por Gustavo Ramela en Radio Visión, de Presidencia Roque Sáenz Peña.

“Haberse acreditado que hubo manipulación de documental fue lo que llevó a este juzgado a que se decrete su procesamiento con prisión preventiva”, concluyó.

 

Comentarios

comentarios