Murió una nena indígena víctima del abandono y la pobreza en Castelli

Gina González tenía 11 años. En 2014 una organización indígena había alertado a las autoridades sobre la situación de abandono en la que se encontraban ella y otras ocho personas.

5414

En enero de 2014 la Organización Nativa Indígena Unidad, alertó públicamente y ante las autoridades municipales de Juan José Castelli y de la Provincia, el estado de abandono en que se encontraba unas nueve personas en barrio indígena Curishí, en esa ciudad.

En aquella ocasión solicitó inmediata atención sanitaria, alimentación y vivienda para Hilario Sosa, de 65 años; Sergio Gómez, parapléjico que no contaba con silla de ruedas; Agustín González, de 70 años. Basilio Gómez, de 58; María Díaz, de 65; Juan Lorenzo, de 78; Damián Gallardo, de 47; y los niños Raimundo Emanuel Sosa, de 13, con discapacidad, y Gina Milagro González, de 7.

En aquel momento habían solicitado una audiencia al intendente Alberto Nievas, que después de negarse a recibirlos en un par de oportunidades, accedió y mantuvieron una reunión de la que también participaron también los secretarios de Obras Públicas: Nelson Ferrari; y de Relación con la Comunidad: Carlos Vallejos, además de dirigentes de la CTA que acompañaron a la ONG.

Este miércoles, organizaciones sociales vinculadas a la comunidad informaron de la muerte de Gina, que desde entonces sobrevivió abandonada, sin alimentación adecuada y enferma.

Además, después de conocerse su caso, se supo que sus padres figuraban en los registros del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda como adjudicatarios de una casa que jamás le entregaron y se cree que ni siquiera fue construída.

 

Comentarios

comentarios