Miraflores sin agua: los chanchos convirtieron el Remanso Negro en un chiquero

La laguna ubicada a 15 kilómetros de Miraflores, es el único lugar de donde se puede extraer agua. Los cerdos se revuelcan a metros de la bomba. Vecinos denuncian que le agua potable tiene olor y color.

2314
Los cerdos buscan agua y barro en la laguna de la que se obtiene el agua para potabilizar | Karina Winckler

La escasez de agua para consumo humano en Miraflores se tornó un problema mayúsculo sin visos de solución. Por un lado el sistema de provisión de agua potable a través de la red o con camiones prestado por Sameep es deficiente, y, por otro, la falta de lluvias en la zona disminuyó dramáticamente el nivel del reservorio Remanso Negro.

Karina Winckler, docente y periodista, excandidata a defensora del Pueblo, denunció a través de las redes sociales haber insistido incansable e infructuosamente en el reclamo a las autoridades de Sameep en Miraflores, sin obtener respuesta.

Acto seguido, presentó su queja ante la Defensoría del Pueblo del Chaco a través de la página web oficial del organismo. El defensor Gustavo Corregido le prometió terciar en la cuestión y poco después le respondió que las autoridades atribuyeron la falta de agua se debía a la rotura de una bomba.

Paralelamente, Sameep y la Administración Provincial del Agua (APA) juraron que trabajaban a destajo en conjunto para resolver el problema y que estaban a punto de reemplazar la bomba y normalizar el servicio. Mientras, dijeron que distribuían el acotado volumen de agua que podían potabilizar a través de la red y en los tres camiones, aunque confesaron que los equipos eran insuficientes para surtir a las viviendas sin conexión y a los parajes.

Para sacarse las dudas, Karina viajó en su propio vehículo hasta la laguna Remanso Negro, a 15 kilómetros, de donde se obtiene el agua para Miraflores. Descubrió que las partes habitualmente cubiertas de agua estaban completamente secas y que el nivel es tan bajo que sólo se observa una pequeña laguna.

El agua, confinada, se presenta cada vez más turbia, y llega a las canillas de Miraflores con color y olor, pero la deficiente potabilización no es la única razón: la escasa profundidad y el barro se volvieron una invitación para los cerdos que convirtieron el lugar en un chiquero, a metros de la bomba de extracción, ante la falta de charcos en la zona. Una piara se regodeaba, empeorando sustancialmente las cosas.

En su visita la laguna, la docente y periodista también tomó fotografías de las instalaciones al recordar que la APA y Sameep aseguraron estar haciendo fuertes inversiones. Por lo que pudo observar y capturar con la cámara, el lugar está prácticamente abandonado.

Peppo reconoció el problema y prometió el acueducto

Diez días atrás, el periodista Marcelo Polino, que oficia de jurado en Bailando por un Sueño, el programa de Marcelo Tinelli, le reprochó en vivo al gobernador Domingo Peppo por la falta de agua en El Impenetrable, y le reclamaba que atendiera el teléfono para escuchar los reclamos.

Puntualmente, le demandó que aportara las maquinarias necesarias para hacer una perforación de 90 metros, la profundidad necesaria para obtener agua en el Lote 58, donde funciona el anexo de la Escuela 1034, el “sueño” de los actores Anita Martínez y el “Bicho” Gómez.

Peppo le respondió a través de Twitter y anunció que al día siguiente una misión de la Fundación Chaco Solidario que preside su mujer Emilse Nanoff Penoff, partiría con ayuda. Un día después, la pareja gubernamental compartió a través de las redes sociales las fotos del cargamento enviado, en el que se destacaba una veintena de bidones de agua.

En su duelo con Polino, el Gobernador reconoció que la falta de agua era una preocupación histórica de la provincia, que se agrava en temporadas sin lluvias como la que estamos atravesando. De paso, confió en poder concluir este año el acueducto que se promociona como la solución definitiva.

El nivel del agua de la laguna Remanso Negro es crítico | Karina Winckler
El nivel del agua de la laguna Remanso Negro es crítico | Karina Winckler

Comentarios

comentarios