Mirá quién habla: dobletes y candidaturas testimoniales

563
A mitad de mandato como diputados, Leandro Zdero es candidato a intendente y Carim Peche a gobernador.

Por Darío Zarco |

El diputado provincial Leandro Zdero, candidato único a intendente de Resistencia por el frente Chaco Somos Todos, cuestionó al gobernador Domingo Peppo, al intendente de Resistencia: Jorge Capitanich, y al presidente del Concejo Municipal capitalino: Gustavo Martínez, por sus “candidaturas testimoniales” en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias nacionales del 11 de agosto.

Peppo y Capitanich encabezan sendas listas de precandidatos a senadores por el kirchnerista Frente de Todos, pero ya anunciaron que también se sacarán la bronca recíproca como candidatos a gobernador; y Martínez acompaña a Peppo como precandidato a diputado nacional pero ya cantó que su objetivo es la intendencia de Resistencia, donde se medirá con Zdero.

En vulgo: los tres serían candidatos testimoniales. Pero aún no lo son. Para eso tendrán que inscribirse como candidatos provinciales y renunciar a las candidaturas que hayan obtenido en las Paso nacionales.

Si se confirmara, no sería la primera vez: en 2007 Capitanich fue candidato a gobernador y a senador, y recién renunció a la senaduría cuando el Tribunal Electoral confirmó que había vencido a Ángel Rozas en las gubernamentales. Y en 2009 el mismo Peppo, entonces intendente de Villa Ángela, y Aída Ayala, intendente de Resistencia, fueron electos diputados provinciales del oficialismo y la oposición pero renunciaron antes de asumir porque el resultado dejó a la Legislatura empatada en 16 y ninguno de los dos podía garantizarse la presidencia (que al final fue para el radical Juan José Bergia que jugó la individual con los votos del oficialismo).

Pero entre testimoniales, el Zorro es más testimonial que lo que critica. Hoy se postula para intendente 2019-2023, pero en 2017 fue electo diputado y tiene mandato hasta 2021, mientras a los otros tres se les termina el contrato este año.

Su caso se parece al de Capitanich de 2013, cuando siendo gobernador se postuló como tercer senador, detrás de Eduardo Aguilar y María Inés Pilatti Vergara, y tiene lugar en el banco de suplentes del Senado hasta el 10 de diciembre.

En idéntica situación está su correligionario Carim Peche, que la última vez encabezó la lista de diputados provinciales en Vamos Chaco y hoy se alista como candidato a gobernador.

“Son inmorales políticos”, acusó Peche a Peppo, Capitanich y Martínez por la hipotética doble postulación. “Si nosotros criticamos eso no podemos hacer lo mismo”, dijo para explicar por qué tacharon de la fórmula a la intendente de Barranqueras: Alicia Azula, apenas dos semanas después de presentarla como la vice ideal.

Si Zdero y Peche ganan, uno será intendente de Resistencia y el otro gobernador. ¿Y si pierden? Podrían renunciar en cualquier momento pero lo más probable es que sigan donde están.

Definitivamente, el sistema electoral necesita ajustes que pro fin lo estrechen, en lugar de hacerlo cada vez más holgado, como siempre. Por ejemplo:

No debería permitir candidaturas de personas que ocupen cargos electivos cuyo mandato finalice después de la fecha de asunción del cargo para el que se postulan. Debería exigirse antes su renuncia.

Y los renunciantes deberían ser penalizados: si ganaran, impidiéndoles la reelección; y si perdieran, inhabilitándolos para la función pública hasta la fecha de finalización del mandato abortado.

Mientras tanto, el sistema seguirá ajustándose a medida cada vez que un político no de la talla.

 

Comentarios

comentarios