El mejor candidato de Coqui es Gustavo

3885

Por Darío Zarco |

Capitanich encabezó la lista de candidatos nacionales, encabeza la lista de candidatos provinciales, y, siguiendo esa lógica, debería encabezar encabezar también la lista de candidatos municipales.

Eso, que podría considerarse una virtud: liderazgo indiscutido, es en realidad una falencia: la falta de candidatos potables, con nombre y apellido y peso específico propios.

Capitanich pulseó con el gobernador Domingo Peppo y lo venció en las Paso nacionales. Para él estaba en juego el liderazgo del peronismo chaqueño; para Peppo no, pero igual renunció a sus aspiraciones reeleccionistas y a todo en el momento menos pensado y, principalmente, menos oportuno: muy tarde. Tan tarde como para quedar sin el pan y sin la torta.

Peppo se bajó. De los tantos porqué que se pueden inferir, uno es concreto: iba camino a perder las elecciones provinciales con Capitanich y corrían el riesgo de perder los dos.

La posibilidad de que el oficialismo caiga en la grieta entre el peppismo y el coquismo sigue latente. Los enconos exacerbados impiden saber si los seguidores de Peppo votarán a Capitanich en una eventual segunda vuelta por la gobernación.

A esta hora, el vencimiento del plazo para presentar candidatos a intendente y concejales alumbra el déficit de Coqui: su riñón no produjo un candidato capaz de garantizar el triunfo.

Sin pensar en las urnas, el coquismo sigue dispuesto a ir con Capitanich a la cabeza o con la cabeza de Capitanich a chocar con Gustavo Martínez, que cantó “pri” y va por su cuenta.

Los que aspiran a la vacante se adjudican el “nuevo liderazgo” desde una publicidad de Facebook pero, paradójicamente, lanzan su candidatura a la sombrita de Capitanich.

Sin embargo, la regla de la “unidad en la diversidad” parece no tener excepción: el segundo mejor candidato de Coqui es Gustavo, y el primero es (otra vez) él. En este caso, aunque no se imprima en las boletas, tendrá que ponerse la campaña y todo al hombro y enfrentar a todos con tantas chances de ganar como de perder.

Comentarios

comentarios