Mala palabra: Secheep llama “perturbaciones” a los cortes de luz

956
El Gobierno busca desterrar la palabra "corte" de los comunicados oficiales sobre interrupciones en el suministro de energía eléctrica.

Los cortes en suministro de energía eléctrica y los consuetudinarios bajones de tensión volvieron a ser una constante este verano.

Esto ocurre a pesar de la puesta en servicio de las mega obras energéticas tan promocionadas por el gobernador Jorge Capitanich, como la conexión Rincón Santa María-Puerto Bastiani y Puerto Bastiani-Puerto Vilelas, que parecen no estar en funcionamiento o ser insuficientes para resolver el problema.

Desde hace varios días se repite una batería de cortes en horas de la siesta, cuando la temperatura es más elevada y se producen los picos de consumo.

Al dar las explicaciones del caso, Secheep descarga la responsabilidad en Transnea, la compañía encargada del transporte de energía mayorista en la región, aún cuando se trate de cortes en la red de distribución provincial.

Pero en ninguno de los casos Secheep menciona la palabra “corte”, que remplaza por “perturbación”. Sin embargo, estos términos están muy lejos de ser sinónimos.

Según el diccionario, perturbación es “alteración o trastorno que se produce en el orden”. Definitivamente, apela a un eufemismo para borrar del mapa al específico e irremplazable “corte”.

También abandonó la tradición estimar el número de usuario y delimitar las zonas afectadas por los cortes o bajones. Ahora prefiere graficar los apagones con la fantástica expresión “disminución de demanda” medida en megavatios.

Comentarios

comentarios