Macri llamó a Peppo y otros gobernadores “opositores” por el voto electrónico

La reunión será este martes a la mañana en la Quinta de Olivos. El Presidente les pedirá el respaldo de “sus” senadores para aprobar la reforma política con voto electrónico, chip incluído.

870

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto al ministro del Interior: Rogelio Frigerio, recibirá este martes por la mañana al gobernador del Chaco, Domingo Peppo, y otros gobernadores opositores “blandos” en la Quinta de Olivos con el propósito de dinamizar el tratamiento de la reforma electoral que impondrá el voto electrónico.

Además de Peppo, fueron convocados Juan Schiaretti, de Córdoba; Mario Das Neves, de Chubut, Alberto Weretilnek, de Río Negro; Omar Gutiérrez, de Neuquén; Rosana Bertone, de Tierra del Fuego; y Gustavo Bordet que será representado por el vicegobernador Adán Bahl. Y se dijo que también participarán del encuentro algunos jefes provinciales de cambiemos.

El Gobierno tiene el tiempo contado para aprobar la reforma electoral incluyendo el voto electrónico, ya que el plazo expira el próximo 23 de noviembre, en caso de que pretenda implementar el sistema de votación en las legislativas de 2017.

El proyecto se estancó en el Senado, donde se pretende eliminar el chip para el recuento digital, sobre todo después de escuchar a especialistas que pusieron en duda su confiabilidad. Los informes técnicos avivaron el temor a un fraude.

Al Presidente le interesa que el proyecto sea sancionado esta misma semana o, a más tardar la semana próxima, y llamó a los gobernadores para avanzar en ese sentido, pidiéndoles el respaldo de los senadores de sus provincias.

Domingo Peppo había avalado la votación electrónica pero también habían planteado ciertos reparos respectos por la señalada vulnerabilidad del chip. Para él, el sistema debería tener un resguardo en papel para el recuento manual en caso de dudas.

Sin embargo, aún cuando el gobernador Peppo esté en un todo de acuerdo con el proyecto impulsado por Macri, parece improbable que lograra el alineamiento de los senadores peronistas, ya que María Inés Pilatti Vergara es una acérrima detractora del Gobierno nacional y no responde a Peppo sino al intendente capitalino Jorge Capitanich; y, por otro lado, aunque Eduardo Aguilar se mostró “independiente” de Capitanich, nunca se alineó francamente con Peppo.

 

Comentarios

comentarios