Macri 2018: prometió dejar de endeudarnos y sorprendió con un costado progre

El Presidente abrió el período de sesiones del Congreso con un discurso conciliador. Ya no habló de la pesada herencia. Dijo que lo peor ya pasó y llamó a conformar una agenda común.

418
Macri se mostró optimista en la marcha del país y aseguró que "lo peor ya pasó".

El presidente Mauricio Macri inauguró este mediodía el 136° período de sesiones ordinarias del Congreso con un discurso de tono conciliador, en el que destacó que “lo peor ya pasó” y que “ahora vienen los años en los cuales el país va a crecer”.

En su mensaje, que se extendió por unos 40 minutos, enfatizó, aunque sin dar demasiado detalle ni especificar cifras, que la inflación “está bajando” y remarcó que el Gobierno no quiere “sólo bajarla” sino que “nunca más sea un instrumento de la política como lo fue en los últimos 70 años”.

Sobre la marcha de la economía apuntó aspectos generales y ratificó el rumbo del “gradualismo” económico: “Tenemos metas para bajar la inflación, para reducir el déficit fiscal. Y como las vamos a cumplir, vamos a dejar de endeudarnos y se van a multiplicar las inversiones en un país confiable”, enfatizó.

Sobre el final del discurso destacó: “La inversión aumenta. El año pasado creció un 11 por ciento y es esa inversión precisamente la que nos garantiza que vamos a seguir creciendo, porque agranda nuestra capacidad para producir. Este enero tuvimos récord de venta de cemento, de asfalto, de autos nuevos y usados, y de motos, de turismo y de vuelos de pasajeros, para citar algunos de los ejemplos más visibles”.

Macri evitó criticar a la oposición y planteó una mirada hacia adelante, sin apelar a confrontaciones con “la pesada herencia kirchnerista”. De paso, convocó a todas las fuerzas a una “agenda de trabajo”.

Igualdad y equidad de género

Algunos aspectos de su exposición llamaron la atención por el tono “progresista” que estrenara recientemente con la habilitación del debate por la despenalización del aborto y la incorporación del tema a la agenda legislativa.

Ahora agregó otro reclamo de las organizaciones que luchan por la paridad de género y denuncian la desocupación afecta más duramente a las mujeres, que les cuesta más ascender en la escala jerárquica y que cobran menos que los hombres: “No podemos permitir más que una mujer gane menos que un hombre, no es justo, no está bien. Y, según el Indec, esa diferencia es del 30 por ciento”, dijo.

Licencia por paternidad

Macri también miró a los hombres: “No hay razón para que los padres compartamos sólo dos días del nacimiento de nuestros hijos”, planteó, y adelantó que presentará en el Congreso un proyecto para extender la licencia por paternidad, algo que se comenzó a discutir el año pasado en el marco de la reforma laboral y podría terminar en una licencia de 15 días corridos.

Blanqueo y antigüedad

El Presidente aseguró que en los últimos dos años bajó la desocupación y se registraron 270 mil trabajadores. No obstante, admitió que las cifras de desocupación y trabajo en negro son elevadas: “Uno de cada tres está en la informalidad; no está porque quiere, hace lo que puede. Vamos a presentar un proyecto de ley para que incorporarlos al sistema y se le reconozca la antigüedad y los beneficios”, afirmó.

 

Comentarios

comentarios