Luis “Santa” Obeid reparte paz y amor a dos manos

362

El diputado provincial Luis Obeid, del PRO, a pesar de ser uno o quizás el único exponente visible del macrismo auténtico, nunca replicó esa postura radicalizada que caracteriza a otros referentes locales de Cambiemos.

Pero, a propósito de Cambiemos, Luis metió otro cambio ya viene a fondo con las buenas relaciones políticas con un envidiable equilibrio, sin salirse de la raya, a propósito del tratamiento del financiamiento alternativo para el Segundo Acueducto del Interior que quedó inconcluso.

El Gobierno necesita 47 millones de dólares, el 30 por ciento que le toca poner de lo que resta para terminar la obra; el resto lo aportará la Nación. Pero el diputado, lejos de achacarle a las gestiones provinciales, ésta y la anterior, por dejar el acueducto a medias, las elogió.

Como ocurrió con el acueducto de El Impenetrable después de la visita del Presidente de la Nación, en éste caso ya hubo oportunamente quienes salieron a exigir los derechos de autor recalcando que “esta obra es del gobierno anterior”. Pero para apaciguar los ánimos está Obeid.

“No somos ciegos, a esta obra alguien la comenzó, y ese fue Jorge Capitanich cuando era gobernador; pero lamentablemente no se terminó y los pueblos del Chaco siguen esperando el agua: entre todos vamos a completar esa cuenta pendiente histórica, estoy seguro”, expresó.

Y siguió: “Contamos con la voluntad del presidente Mauricio Macri y del ministro Rogelio Frigerio, quien vino a nuestra provincia a ponerle la firma a la continuidad de esta obra, y la postura del gobernador Domingo Peppo, a favor de los chaqueños por sobre los colores políticos y las diferencias”.

… y con esto clima de reconciliación promovido por el diputado del PRO Luis “Santa” Obeid, que cierra el segundo semestre con su trineo lleno de paz y amor, queda inaugurada la temporada navideña. Imaginamos al senador Eduardo Aguilar, el de “los Reyes Magos no existen, son los padres”, deschavando ahora que Papá Noel es en realidad Luis Obeid y comiencen a lloverle cartitas. Jo, jo, jo.

 

Comentarios

comentarios