“Lluvia” de cocaína en Salta: lanzaron 865 kilos desde varias avionetas  

La droga había sido arrojada a un campo y recogida por un camión. Hay cinco detenidos, entre ellos el presunto líder de la organización. Las escuchas telefónicas fueron clave en la investigación.

587
Un camión con acoplado ingresó al campo a cargar la "lluvia" de cocaína proveniente, presumiblemente, de Bolivia.

865 kilogramos de cocaína fueron lanzados desde varias avionetas en un campo de la localidad de Luis Burela, en el Chaco Salteño, el jueves.

Se trata de una zona donde abundan las pistas clandestinas y la droga es arrojada desde pequeñas avionetas que parten de Bolivia. Cada una carga cerca de 250 kilos de cocaína, por lo que se cree que en esta oportunidad intervinieron no menos de tres aeronaves.

El plan fue desbaratado por Gendarmería Nacional que venía investigando a esta organización narco y, en ese marco, se habían intervenido más de 40 teléfonos pertenecientes tanto a sus integrantes como a terceros relacionados a la provisión del combustible para los aviones y los “receptores” de la carga en tierra.

La semana pasada, en las escuchas saltó un dato concreto cuando uno de los integrantes de la banda habló de mandar “los pájaros” el “día del milagro”, en clara alusión a las avionetas y a la “Procesión del Señor y la Virgen del Milagro, la celebración patronal que además es feriado.

En la misma conversación daban las coordenadas del lugar del lanzamiento de los bultos, propiedad de un conocido criador de caballos de la zona.

El juez federal de Orán, Gustavo Montoya, obtuvo la información sobre cómo planeaban retirar la carga del campo e instruyó a la fuerza para detener a un camión.

Los efectivos que vigilaban la zona advirtieron el ingreso del camión y cuando salió, una hora después, lo siguieron a lo largo de los 40 kilómetros que separan a Luis Burella de Las Lajitas, donde se había montado un control de tránsito que simulaba ser de rutina.

A simple vista, se hallaron en el remolque del camión 865 kilos de cocaína compactada en ladrillos blancos, grises y amarillos.

Los datos de las escuchas de la causa también permitieron detener a otros tres hombres que iban en una camioneta 4×4 que custodiaba el cargamento. Estos narcos, entre los que estaría el jefe de la banda, intentaron regresar al advertir el operativo pero fueron Gendarmería ya les había cortado el paso en un puente en la localidad de Pichanal.

La investigación, que ayer al mediodía terminó con el secuestro de los 865 kilos, es el desprendimiento de otra causa por la que ya se había incautado un gran cargamento en Santiago del Estero.

 

Comentarios

comentarios