Llevaba su familia en moto tomando una birrita

2109
Un hombre conducía con una mano la moto en al que viajaba con su familia para no perderse una cerveza.

La doctora Andrea Mayol, directora del hospital Perrando, describió en Libertad la crítica situación que atraviesa el área de Emergencias, sumamente demandada por la gran cantidad de accidentes de tránsito.

El número de lesionados, mayormente motociclistas, generan no sólo el colapso de la Guardia sino de los servicios de clínica, internación, traumatología y rehabilitación.

Haciendo números, calculó en unos 3 millones de pesos mensuales la demanda presupuestaria de estos pacientes, una situación que consideró “increíble”, por tratarse de una causa “prevenible”.

La médica pidió a los conductores tomar conciencia no sólo para atenuar el impacto de los accidentes en el sistema de salud, sino principalmente las secuelas que dejan en ellos mismos.

Pero el objetivo parece inalcanzable. Por ejemplo, alrededor de las 20 del martes de Navidad, un hombre circulaba en una motocicleta de 110 cc por la transitadísima avenida Sarmiento, con una mujer como acompañante y un niño de unos 6 años delante, entre sus piernas.

Entre vehículos de todo tipo que giran, se adelantan, estacionan, entre tantas maniobras, el motociclista hizo peripecias para conducir con una mano, ya que la otra tenía ocupada con una lata de cerveza a la que cada tanto le pegaba un sorbo.

A esto hay que sumar que, como es típico, ninguno de los tres llevaba casco.

 

Comentarios

comentarios