La pandemia sigue: la letalidad de septiembre supera el 4 por ciento en Chaco

157
En junio de 2020 funcionarios nacionales viajaron al Chaco alertados por la alta letalidad por Covid 19.

El gobernador Jorge Capitanich subraya insistentemente la reducción del número de contagios de coronavirus como un logro y un indicador del fin de la pandemia, pero nada dice de la alta tasa de letalidad que en lo que va de septiembre se ubicó en 4,08 por ciento.

Esto surge de las propias estadísticas oficiales que acumularon 1.077 nuevos casos y 44 muertes por coronavirus entre los reportes del 1 de septiembre y el de este martes 21.

En el medio, Capitanich consideró que buena parte de la derrota electoral del Frente Todos Chaco en las elecciones primarias del 12 de septiembre, se debió al hartazgo de la ciudadanía por las restricciones implementadas durante la cuarentena iniciada en marzo de 2020.

Inmediatamente, lanzó la publicidad de la “drástica reducción de casos” y en virtud de este dato alentador disolvió el comité que evaluaba semanalmente la marcha de la pandemia.

Como cada vez que no cierran los números, vuelven a despertarse sospechas sobre las estadísticas oficiales.

Porque el número de muertes por Covid no guarda relación con la caída de la tasa de ocupación de camas, de casos activos y de contagios. Y la letalidad sólo puede explicarse con un número de contagios que al menos duplique los reconocidos oficialmente, lo que mantendría la letalidad en un 2 por ciento “razonable”.

Estos “desfasajes” estadísticos hicieron en su momento que Chaco tuviera la letalidad más alta del país, por encima de 6 puntos, y encendiera las luces de alarma del Gobierno nacional y el propio presidente Alberto Fernández pusiera su mirada en la cuestión: “Hay que ver qué pasa ahí”, había dicho al enviar una misión de especialistas encabezada por la hoy ministra de Salud: Carla Vizzotti.

 

Comentarios

comentarios