Lavado 2: confirmaron el procesamiento y prisión preventiva de Aída Ayala

La misma suerte les tocó en la Cámara Federal a todos los imputados en la causa Lavado 2, entre ellos el constructor Pedro Martínez y el abogado Alejandro Fischer, Rolando Acuña y Carlos Huidobro.

1784
Tras la confirmación de la Cámara de Apelaciones, se reabriría el proceso de desafuero de Aída Ayala en el Congreso.

La Cámara Federal de Resistencia integrada por Rocío Alcalá, María Delfina Denogens y Eduardo Belforte ratificaron el procesamiento con prisión preventiva de la diputada nacional Aída Ayala en la cauda Lavado 2, por la presunta comisión de los delitos “negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público en calidad de coautora, y lavado de activos, agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario público, en calidad de coautora, todos en la modalidad de concurso real‘.

Ayala está señalada como la jefa de una banda de funcionarios, empresarios y sindicalistas que, aprovechó su función de intendente de Resistencia para pergeñar maniobras para apoderarse de fondos públicos en la contratación de empresas constructoras y de servicios.

La Cámara también confirmó la prisión preventiva de Rolando Javier Acuña, exapoderado de la compañía Pimp SA, y de los empresarios Carlos Huidobro, Alejandro Fischer y Pedro Alberto Martínez, suegro de Diego Arévalo, funcionario del gabinete del intendente Jorge Capitanich.

Por otro lado los jueces también ratificaron el procesamiento con prisión preventiva para la contadora Patricia Noemí Vázquez, cuñada del ministro de Hacienda: Cristian Ocampo, y de Fátima Riggasio, esposa de Fischer, como participes necesarios en los delitos de fraude en perjuicio de la administración pública, enriquecimiento ilícito y lavado de activos, agravado por ser miembro de una banda en calidad de coautores, todos en concurso real.

También confirmaron el procesamiento, aunque sin prisión preventiva, para Natalia Soledad Martínez Guarino y Diego Alberto Martínez Guarino, hijos del constructor Pedro Martínez, como partícipes secundarios en los delitos de fraude en perjuicio de la administración pública y enriquecimiento ilícito y lavado de activos, agravado por habitualidad, ser miembros de una banda, todos en concurso real.

Comentarios

comentarios