Lavado 2: el abogado de Sampayo dice que no hay pruebas para procesar a nadie

Bembunan reclama la excarcelación de Jacinto y Facundo Sampayo, y de Mónica Centurión. Entiende que no hay manera de demostrar ni asociación ilícita ni lavado. Dijo que sus defendidos tienen todo en regla.

1035

Alfredo Bembunan insistirá en la excarcelación del secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales: Jacinto Sampayo, su hijo Facundo y su esposa Mónca Centurión, detenidos en la causa Lavado 2.

“Me preocupa más la situación de Facundo, que aún está en un calabozo, porque Jacinto y la señora, si bien también están detenidos, tienen domiciliaria”, graficó el abogado.

Por esto, dijo que solicitó a la juez federal Zunilda Niremperger que dicte la “falta de mérito” para el hijo del sindicalista, porque ya expiraron todos los plazos y ella aún no define su situación.

“A Facundo no se le puede imputar ninguno de los delitos que se están investigando en la causa, no tiene ninguna relación con ninguna de las empresas que aparecen en el expediente y sus gastos y nivel de vida se justifican perfectamente con su sueldo”, dijo, y contó que “como empleado municipal cobra 90 mil pesos por mes y tiene sólo un Fiesta, una Amarok que está pagando en cuotas y una casita”. “¿Dónde está el lavado?”, preguntó.

Bembunan recordó que el criterio de la Cámara Federal de Apelaciones que rechazó su primer planteo apunta a la posibilidad de que los detenidos entorpezcan la investigación, algo que considera improbable ya se realizaron todos los allanamientos requeridos y se obtuvo todo el material requerido por la Justicia. Y mucho menos ahora que la jueza ordenó la realización de una pericia contable de todos los involucrados y sus familiares, y todas las empresas que pudieran guardar relación con los casos investigados.

La pericia debe realizarse en un plazo de 60 días hábiles con la intervención de los peritos de parte. Para Bembunan, esto demandará unos tres meses, y cree que “no es excusa mantener las detenciones, sino todo lo contrario”.

Pero Bembunan no sólo considera que no hay argumentos para sostener la detención de sus defendidos sino la de ninguno de los involucrados en la causa porque todos están arraigados y no hay riesgo de fuga, ni posibilidad de entorpecer la investigación. Pero, fundamentalmente, “porque no hay sustento probatorio”.

Él espera que la “superpericia” le permita a la juez Niremperger deslindar la responsabilidad de todos los imputados porque “no hay argumentos para procesar a nadie”.

 

Comentarios

comentarios