Lavado 1: una hermana y una sobrina de Susana tienen multimillonaria cuenta bancaria

El fiscal Sabadini amplió la imputación tras los informes de movimientos bancarios de Graciela Fernández y su hija Cristina Mariel Dellamea. En 2017 recibieron más de 22,7 millones de pesos del Estado.

8837
El fiscal Patricio Sabadini puso la lupa no sólo en Susana e Ismael Fernánez, los exfuncionarios investigados por lavado, sino también en sus familiares directos.

El fiscal federal Patricio Sabadini amplió este miércoles la imputación en la causa Lavado 1 en la que hay funcionarios y exfuncionarios provinciales imputados y detenidos tras recibir informes sobre abultados depósitos bancarios a nombre de Graciela Fernández, hermana de Susana Fernández, la exsecretaria general del gobernador Domingo Peppo que recuperara la libertad el martes bajo caución juratoria, y Cristina Dellamea, que sería hija de Graciela.

Cristina se acogió en noviembre de 2016 a la ley de blanqueo de capitales y “sinceró” 3 millones de pesos y 900 mil dólares, según el documento aportado por el fiscal al ampliar su presentación ante la jueza, publicado por Norte.

En mayo de 2017, luego de varias transferencias, constituyó cuentas en sociedad con su madre Graciela, y transfirió ahí sus depósitos de 1.116.702 pesos y 899.890 dólares.

Pero estos no son los datos más reveladores del resumen de sus movimientos bancarios sino cómo el depósito en pesos se incrementó más que significativamente gracias a los 2.778.492 pesos transferidos por el Ministerio de Salud Pública en febrero y marzo de 2017; los 9.770.798 pesos remitidos por Tesorería General de la Provincia abril, julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre de 2017; y los 10.215.292 transferidos por el Ministerio de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos en mayo, junio, julio, agosto, octubre y diciembre.

Así, de los casi 25 millones de pesos de su cuenta, 22.768.586 ingresaron desde cuentas oficiales del Estado, en el transcurso del año pasado. A esto se suma el plazo fijo de 711.252 dólares remanentes tras la merma de unos 190 mil dólares en la renovación de agosto de 2017.

En el informe, la prolífica actividad bancaria de la hermana y la sobrina de Susana Fernández se detuvo abruptamente en diciembre de 2017 ya que ese fue el período abarcado, pero restarían las operaciones de los primeros meses de este año.

Resumen de movimientos bancarios de una hermana y una sobrina de Susana Fernández que el fiscal Sabadini considera sospechosos | Norte

 

Comentarios

comentarios