Lavado 1: los Fernández escrachan a los ingratos que se borraron

6877
Edy, Susana, Ismael, Horacio y María en otros tiempos.

María Fernández, hermana de la exsecretaria privada del gobernador Domingo Peppo: Susana Fernández, y del extitular de la Unidad Ejecutora Chaco Construye: Ismael Fernández, y cuñada del exsecretario General de Gobierno: Horacio Rey, los tres implicados en la causa Lavado 1, los dos últimos detenidos, se siente defraudada por ciertos amigos de un pasado no tan lejano, tan fraternales cuando nada hacía prever un presente tan tormentoso para su familia.

Pero no se quedó con la sangre en el ojo sino que decidió echarles en cara a los infieles el haberse olvidado de los buenos momentos que pasaron acurrucados al calorcito del poder en el que ellos tenían injerencia.

Para arrancar le tocó el turno a Edilberto Núñez, director de Lotería Chaqueña. “Otra historia… otros tiempos… cuando aún la palabra lealtad tenía significado para algunos… cuando todo lo que hicimos tenía ese sabor del deber cumplido! Cuando creímos, cuando las personas eran eso… personas!!! No despojos a los que ha que olvidar tras rejas de silencio!!”, le  reprochó tácitamente a través de las redes sociales, quizás motivada por el traslado de su gente a la U7.

Y como testimonio, compartió una foto “familiar” en la que Edy se abraza feliz con Susana, Ismael, Horacio y la misma María.

Quizás el funcionario recibió alguna instrucción o su propio olfato lo llevó a cambiar la junta después de que la Justicia Federal pusiera la lupa sobre las abultadas sumas de dinero que Lotería Chaqueña abonaba a las empresas y fundaciones relacionadas con Ismael o la familia Fernández.

A groso modo, al momento de solicitar las detenciones, el fiscal federal Patricio Sabadini creía que Lotería había pagado a Ismael y/o su socio Ramón “Cani” Chávez a través de distintas vías 7.239.945 pesos en 2016, 9.607.450 en 2017, y ya tenía listos otros 2.227.500 pesitos cuando se destapó la olla los primeros días de marzo de 2018, siempre en concepto de “publicidad y propagandas varias”.

Como bien dicen que “para muestra basta un botón”: Sólo por el derecho a colgar tres cartelitos de Lotería en las oficinas de la Fundación Norte, en diciembre de 2016 la entidad pagó 400 mil pesos.

Comentarios

comentarios