En Las Garcitas toman agua de un tanque oxidado

5068
La cisterna que alguna vez sirvió para regar, hace rato que no recibe mantenimiento.

La diputada radical Marilyn Canata visitó Las Garcitas este fin de semana y compartió a través de su muro de Facebook algunas postales de lo que encontró en la localidad gobernada por Sergio Dolce, sucesor de su padre Héctor Dolce, que asumió en 1989 y se mantuvo en su cargo hasta su fallecimiento en diciembre de 2013.

Uno de los detalles más abrumadores del álbum es una vieja y derruída cisterna abandonada, de dónde los vecinos extraen agua potable (¿?). Por fuera, el aspecto del tanque es lamentable y se podría inferir que por dentro las condiciones podrían ser peores. Está encastrado en el suelo porque sus ruedas están destruidas, lo que hace imposible su remolque. Por lo que se puede observar, en sus épocas de esplendor fue un regador.

“Debe trabajar el hombre para ganarse su pan, pues la miseria en su afán de perseguirlo de mil modos, toca en la puerta de todos, y entra en la del haragán”, parafraseó el intendente al gaucho Martín Fierro para saludar a todos en el Día de la Tradición. Seguramente esto no tiene relación con la ya tradicional cisterna herrumbrada.

Comentarios

comentarios