Las encerró con candado: detuvieron al marido de la mujer carbonizada junto a sus hijas

2469
La puerta con el candado fue lo único que terminó en pie. Todo lo demás fue consumido por las llamas,

Concepción Griselda Sosa, de 37 años, y sus hijas Brisa, de un año, y Jazmín, de 8., murieron carbonizadas la mañana del lunes al incendiarse su precaria vivienda en Tatú Carreta y Mac Lean, en el barrio Mate Cosido, en la zona sudoeste de Resistencia.
Los vecinos llamaron a los Bomberos e intentaron socorrerlas, pero nada pudieron hacer.
Sofocado el fuego, encontraron los cuerpos de la mujer y las niñas.
Ramón Torres, pareja de Concepción y padre de las pequeñas y de otras tres menores, al irse a trabajar, había cerrado la puerta con cadena y candado desde afuera, como lo hacía todos los días.
Encerradas, las víctimas no pudieron salir por sus propios medios y los intentos de los testigos por derribar a puerta no dieron resultado.
Por esto, la fiscal dispuso la detención del hombre y, prima facie, la causa fue caratulada como “presunto homicidio culposo”.
En el inicio de la investigación se sospechó que Torres habría encendido el fuego, pero después se supo que había abandonado el lugar varias horas antes. De todos modos, no se descarta ninguna hipótesis.

Comentarios

comentarios