La tarifa de energía eléctrica: inclusión en el tobogán

256

Por Daniel San Cristóbal |

Algo sobre el tarificidio en el Chaco

Los acontecimientos de 2016 con respecto a la situación energética, y en especial la cuestión tarifaria, nos plantean un panorama actual sumamente negativo y con perspectivas de empeorar.

El debut del macrismo con el incremento desmesurado de las tarifas mayoristas (300-400%), la eliminación del sistema de compensaciones tarifarias y el parate de obras públicas claves en la materia dejó a la Provincia del Chaco en una situación compleja.

Si bien sobre finales de 2015 la situación de SECHEEP distaba mucho de ser la ideal, los últimos años mostraron un crecimiento sostenido del consumo eléctrico y de la inclusión energética. Para precisar ese proceso podemos citar, por ejemplo, que sólo desde 2007 la cantidad de usuarios creció en más del 60% y el consumo residencial se expandió más del 120%.

En el altar de la inclusión, el consumo como motor económico y la expansión del confort familiar, se sacrificó parte de la ecuación económica-financiera de la Empresa –con sus consecuentes impactos-. La tarifa de energía mantuvo un incremento inferior al 90% cuando todos los precios de la economía en el mismo período (2007/2015) por lo menos duplicaron y hasta triplicaron ese número, incluyendo por supuesto los costos de SECHEEP.

Ese esfuerzo económico financiero de la Empresa y sus consecuencias positivas en la economía provincial y de miles de familias chaqueñas no fueron una improvisación o un error: fue una política de inclusión sostenida por el gobierno provincial y el gobierno nacional con decisiones y aportes económicos.

El cambio de política que imprimió Macri y su gobierno con mirada empresarial golpea a la Empresa, pero esencialmente comienza a golpear en chaqueñas y chaqueños, paulatinamente todavía, pero si no se modifica será peor aún.

Los aumentos

Una de las primeras provincias de sumarse a la falluta consigna del sinceramiento fue Chaco.

1) Tempranamente, antes de finalizar 2015, se anunció un incremento de un poco más del 30% (33,57%, a partir de enero informó SECHEEP) que impactó un 37% para los usuarios ajustados a un consumo básico de 350 kw. Se apeló a una vieja audiencia pública para darle legalidad al incremento.

2) Asimismo, sobre el pucho, en febrero se aumentó lo que en la jerga se llama Cargo Tarifario, un fondo con destino a financiar obras. Si bien su incidencia en la tarifa final no es grande, la parte fija del Cargo se multiplicó por 3 y la variable por 2,4. Este incremento no fue muy difundido, y supone unos 200 millones de pesos anuales extras con destino a obras de energía eléctrica.

3) En febrero también arribó el aumento tarifario sostenido en la decisión del Gobierno Nacional de incrementar el precio de venta de la Energía. SECHEEP informó que el aumento nacional ascendía a 330% y que su impacto promedio en sus usuarios era del 70%. No hubo audiencia pública aquí.

Es así que en menos de 90 días las tarifas se incrementaron en el 150%, para los usuarios de  350 kw. Algo así como una “aspiradora” de más 1.300 millones de pesos de los bolsillos chaqueños a la Empresa SECHEEP y, en mayor medida, el Gobierno Nacional.

4) Está en marcha un 4to aumento. Mientras espero una audiencia pública a mi alcance (muy bueno lo de llevar el debate a diversos lugares de la Provincia) para analizar los números expuestos por las áreas técnicas de SECHEEP, no puedo menos que alertar que el incremento, acumulado desde enero,  para el modesto usuario de 350 kw superará el 270%. Un gran golpe a la economía familiar que no se compensa ni tiene relación con ninguna realidad económica familiar, sin adentrarnos en la realidad de la PyMe Chaqueña.

Si se aplica lo peticionado por la Empresa SECHEEP el impacto global de los tres incrementos será superior al 360%, casi 2.200 millones de pesos anuales trasferidos de un plumazo.

La resistencia

En nuestra Provincia han habido movilizaciones de repudio a los tarifazos, tal vez no del tamaño de las nacionales, pero importantes. La acción de usuarios de participar en el debate y protestas  redundará en límites más razonables a quienes toman decisiones.

Es para destacar la acción de quienes eligieron la vía judicial para buscar razonabilidad y equidad en materia de tarifas. Resalto aquí la presentación del Defensor del Pueblo del Chaco, y la existencia de pronunciamientos en todo el país en la materia, especialmente la dictada por la Jueza Zunilda Niremperger

Es también importante tener en cuenta que SECHEEP deberá adecuar su tarifa debido a los pronunciamientos judiciales, en la medida que establecen retrotraer la tarifa por parte de CAMMESA. Dado que uno de los incrementos sustanciales tuvo origen precisamente en un aumento del costo de esa, es factible esperar un alivio importante.

Los planes de Mauricio

Sin lugar a dudas que la decisión del gobierno nacional –convalidada en parte por la gestión provincial- fue transferir los ahorros fiscales -que necesita para otras políticas- a los bolsillos de los usuarios chaqueños. No sólo el costo del kw, sino también las obras en marcha suspendidas y la falta de anuncio de nuevas inversiones avizoran un futuro más complejo en materia de éste servicio público. Más caro y peor.

La resolución 6/16 del Ministro de Energía estableció el incremento tarifario hasta abril de 2016, porque planeaban nuevos incrementos. Hoy está prorrogada, los desatinos económicos del gobierno le juegan en contra pero, ¿hasta cuándo?.

Ojo, no perdamos de vista la mirada privatista, que alguna vez ya fue frustrada por las movilizaciones políticas y sociales.

 

Comentarios

comentarios