La Provincia pagó un año de sueldo a una empleada que no iba a trabajar

En 2016 Mónica Rinedo pidió licencia por enfermedad pero no la justificó. Un tiempo después desapareció pero nadie lo advirtió y siguió cobrando.

4775
Mónica Rinedo dejó de trabajar pero la APA no se enteró y siguió pagándole el sueldo.

En septiembre de 2016 Mónica Lilián Renedo, personal de planta de la Administración Provincial del Agua, solicitó licencia por enfermedad pero jamás se presentó a justificarla ante el área de Salud Ocupacional.

Así, ese año faltó a sus funciones el 7 de junio; los días 13, 14, 15, 16, 21, 22, 23, 24, 26, 27, 28 y 29 de septiembre.

Según la normativa vigente, cinco inasistencias consecutivas constituyen abandono de servicio y diez inasistencias injustificadas implican la cesantía de expulsión. Pero ella fue más allá y desde el 28 de octubre de 2016 no volvió a su lugar de trabajo.

Sin embargo, a pesar de haber desaparecido del mapa, Mónica continuó percibiendo la totalidad de su sueldo con total normalidad durante un año.

El beneficio recién se interrumpió en septiembre de 2017, cuando las autoridades de la APA advirtieron su ausencia y entendieron que estaban ante una irregularidad que ameritaba la apertura de un sumario.

La agente fue convocada a presentar su descargo pero tampoco aprovechó esa oportunidad. Por lo que el sumario concluyó con la decisión de echarla, lo que finalmente ocurrió el pasado 25 de junio.

Además, se instruyeron las acciones correspondientes para recuperar el dinero de los haberes liquidados y abonados “indebidamente”.

Comentarios

comentarios