La Municipalidad de Resistencia le compra combustible a una empresa trucha

La denuncia circuló a través de las redes sociales. En Radio Libertad, el titular de Ambiente de la Municipalidad criticó que “a veces sólo importa comprar más barato”, y se quejó por no haber sido consultado al respecto.

4272
Un camión recolector de la Municipalidad recarga combustible en un surtidor clandestino.

Una fotografía difundida a través de las redes sociales puso en evidencia una flagrante irregularidad en la administración de la Municipalidad de Resistencia: un camión recolector y compactador de residuo recarga combustible en un viejo surtidor de YPF improvisado con un tanque oculto dentro de un contenedor.

El secretario de Ambiente de la Municipalidad, Luis Casas, rápidamente deslindó su responsabilidad en una entrevista en Radio Libertad, y deslindó su responsabilidad en la cuestión: “Esto pasa cuando se toman decisiones inconsultas”, dijo al confesar que él estaba tan sorprendido como cualquier ciudadano común.

“A veces, por pagar menos se cometen estos errores gravísimos”, imputó. Además de admitir la situación como irregular desde el punto de vista de las medidas de seguridad y ambientales, el funcionario también hizo hincapié en que, con este tipo de operaciones, la Municipalidad está abonando la competencia desleal, ya que “la habilitación de una estación de servicio es un proceso muy largo y dificultoso porque son muchas las normas que se deben cumplir”.

Casas reconoció también haber tenido conocimiento del tema y haber ya formulado su “descargo interno” para evitarse cualquier tipo de inconvenientes vinculado con esta irregularidad. Pero no sólo cuestionó el accionar municipal sino que también apunto al Gobierno: “El poder de policía en estos temas lo tiene la Provincia”, dijo.

El surtidor “ambulante” pertenece al Grupo Crear, al que se adjudicó en una licitación el servicio de provisión de combustible a los vehículos de la Municipalidad capitalina. La compañía está habilitada para la comercialización de combustible a granel y en grandes volúmenes, pero no para el expendio individual, aunque trascendió que está construyendo una estación de servicio “minorista”.

Comentarios

comentarios