La Municipalidad no sabe qué hacer con los árboles “peligrosos”: ahora tapa los carteles

Hace un mes colocaron carteles de “Árboles peligrosos” en vez de retirar los ejemplares inestables. Ahora, para evitar la preocupación de los vecinos, retiran los carteles.

622
Borraron el cartel que alertaba sobre el peligro de derrumbe del árbol. Pero el árbol sigue ahí.

Un mes atrás la Municipalidad de Resistencia puso en práctica un plan para evitar accidentes causados por árboles considerados “peligrosos”, que podrían derrumbarse durante una tormenta, como tantas veces ocurrió.

La idea de los especialistas fue colocar junto a estos ejemplares un cartel con la leyenda “Árboles peligrosos”, acompañada de una singular ilustración: un hombrecito a punto de ser aplastado por un árbol.

Apelando al más mínimo sentido común, se puede deducir que si ya no se puede garantizar la estabilidad del árbol o su sanidad, lo conveniente sería talarlo y reemplazarlo por un ejemplar nuevo y no “peligroso”.

Neófitos confesos, desde HDP Noticias nos atrevimos a criticar la medida adoptada por los especialistas, por inútil y absurda, ya que un cartel no eliminaría el peligro. Pero, además, se advertía una flagrante contradicción: la misma Municipalidad habilitó el estacionamiento medido debajo de un árbol que podría derrumbarse en cualquier momento.

Casos como estos se cuentan por decenas en el microcentro capitalino. Pero mientras árboles “peligrosos” son conservados en pie, otros ejemplares en perfectas condiciones son arrancados de cuajo, casualmente, en lugares donde sus copas obstaculizan la visibilidad de marquesinas o vidrieras.

Al final, la Municipalidad parece haber encontrado la solución para el problema de los árboles peligrosos, y ya la puso en práctica: en vez de talarlos, retirar los carteles de advertencia, algo que claramente tiene un costo operativo mucho menor.

Ese es el caso de la esquina de Sáenz Peña y Rodríguez Peña, donde se detectó un árbol endeble, se lo señalizó para alertar de la situación a los transeúntes y finalmente se eliminó el cartel para que no cunda el pánico. Ya no hay peligro o, por lo menos, ya no hay carteles.

Muy gráfico. La advertencia sobre el peligro que representan ciertos árboles en pleno microcentro de Resistencia.

Comentarios

comentarios