La laguna Francia-Argentina tapada de camalotes y basura

197
La laguna pasó de ser un espejo de agua a estar colmada de vegetación.

“Hace unos 15 años que no se limpiaba la laguna en este sector”, había dicho hace un año el secretario de Ambiente: Bernardo Voloj, sobre el puente Rissione, que atraviesa la laguna Francia-Argentina al resumir que los trabajos eran parte del programa integral de saneamiento y recuperación de las lagunas de toda la ciudad”.

En 2017, durante la campaña electoral, el mismo intendente Jorge Capitanich había supervisado el inicio de los trabajos pero estos fueron abandonados poco después lejos de concluirse, a pesar de prometer que serían “constantes” y estaban orientados a “mejorar la calidad de vida de los vecinos”, al norte y al sur del puente.

Esa constancia sigue en duda, al menos en el caso de la laguna Francia, que un año después luce completamente verde, con camalotes de bote a bote, sobre el que se observa también la basura que pudo mantenerse a flote.

La falta de limpieza y el avance de la vegetación y la basura no sólo afecta el aspecto sino que condiciona el fin primordial de la laguna: contener el agua de las lluvias y evitar anegamientos en la zona, a lo que hay que sumar el avance de rellenos sobre la ribera para la construcción de obras privadas.

 

Comentarios

comentarios