La interna peronista se instaló en la Municipalidad: Gustavo y Coqui no se hablan

“Yo conozco Resistencia, no de ahora, sino desde siempre”, dijo el presidente del Concejo Municipal, y admitió que “hace rato” que no habla con el intendente. Se quejó porque sus iniciativas no son tenidas en cuenta.

3555
"Yo conozco Resistencia y las necesidades de los vecinos desde siempre", se diferenció Gustavo Martínez.

El presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, no ocultó su distanciamiento con el intendente Jorge Capitanich, con quien no se comunica desde hace un buen tiempo.
“Hace rato que no hablamos, pero en cualquier momento vamos a hablar”, dijo en una entrevista en La Radio, sonriendo. “…es que estaba en un lugar con muy poca señal”, ironizó haciendo referencia a su reciente incursión en “Tres ríos para una aventura”, la travesía de canotaje que recorre los ríos Bermejo, Paraguay y Paraná, que fue interrumpida por el mal pronóstico climático.
Las diferencias de Gustavo Martínez con Jorge Capitanich, no son nuevas, pero se exacerbaron en el último tiempo. “Más tarde o más temprano, los peronistas tendremos que elegir entre Peppo o Coqui”, dijo al analizar el resultado de las elecciones en Margarita Belén.
Para Gustavo, el diputado nacional Juan Manuel Pedrini y el intendente de General San Martín, Aldo Leiva, se equivocaron al respaldar a Javier Martínez, candidato por Margarita Participativa para el Cambio, una alianza con el PRO, la UCR, la CC-ARI, y el Frente Renovador, entre otros partidos opositores. “Uno no puede decirse peronista mientras trata de provocarle una derrota al Gobernador y al PJ”, condenó a través de Radio Provincia del Chaco y dio por hecho que Pedrini y Leiva actuaron con el aval de Capitanich.
Ahora volvió a cruzarlo en el debate por los abogados externos que actúan en los juicios contra los contribuyentes morosos, cuyos honorarios en la mayoría de los casos superan el monto de la deuda y la suma resulta difícil o imposible afrontar.
Para sortear esta situación, el intendente propuso una instancia de emergencia para autorizar la revisión de cada caso. Pero para Gustavo Martínez, el plan de Capitanich está muy lejos de solucionar el problema: “Eso es cambiarle el collar al perro”, graficó.
“Autorizar sacarle el negocio a unos para darle a otros sólo le sirve a los abogados. La Municipalidad tiene que ocuparse de esto con una estructura propia, lo vengo diciendo desde hace mucho”, remarcó, y se quejó: “Pero parece que porque la idea fue mía no sirve”.
Y para terminar, aunque tácitamente, se comparó con Capitanich: “Nosotros somos de Resistencia y conocemos Resistencia, no de ahora, sino desde siempre. Y porque conocemos la ciudad y las necesidades de los vecinos es que nos oponemos a que se pretenda hacer negocio a costilla del bolsillo de los vecinos”.

Comentarios

comentarios