La hija de la mujer quemada en Corrientes pide que su padre se pudra en la cárcel

Alejandra Duarte sufrió gravísimas quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo el domingo. La Policía detuvo a su ex marido, Ramón Tami, acusado por los hijos de ambos de haberla rociado con alcohol y prendido fuego.

319
Familiares y amigos de Alejandra Duarte repudiaron la violencia de género de la que fue víctima.

Alejandra Duarte, la mujer quemada por su exmarido, Ramón Tami, el último domingo en Corrientes, sigue en estado gravísimo en el hospital José Ramón Vidal.

Un grupo de familiares y amigos de Alejandra, y referentes de la lucha contra la violencia de género, se manifestaron con pancartas frente al nosocomio, exigiendo justicia y rogando por su salud.

Brenda, una de las hijas de la mujer, acusó directamente a su padre por el ataque. “Mi papá la quemó”, dijo, y precisó que “él estaba en el dormitorio con su pareja, y cuando ella entró se pusieron a discutir, él le tiró algo y le prendió fuego”.

“Mi mamá corría por toda la casa”, contó, y negó que el hecho se haya dado en el marco de un ritual, como se dijo en un principio al considerar que el hombre es pai umbanda.

“Quiero que mi papá se pudra en la cárcel, que pague por lo que le hizo”, dijo Brenda, que ya prestó declaración ante el fiscal, al igual que otras seis personas.

Alejandra había llegado a su casa antes de lo previsto y había sorprendido a su ex con la novia, algo que al parecer transgredía las normas que habían acordado para el tiempo que compartan la vivienda a pesar de estar separados. Esto habría desatado la discusión que terminó tan dramáticamente.

Según la pareja de Tami, la misma Alejandra se habría rociado con alcohol para quemarse a lo bonzo, pero esto fue desmentido el mismo domingo por sus hijos que no dudaron en acusar al padre.

Comentarios

comentarios