La Guardia Whasek depondrá las armas y el Gobierno no la denunciará por sedición

166
El juez federal de Saénz Peña: Miguel Aranda, reunió al gobernador Capitanich y a los líderes de la Guardia Whasek.

El Gobierno de la Provincia representado por el gobernador Jorge Capitanich arribó a un acuerdo con la Guardia Indígena Whasek a instancias de la Justicia Federal de Presidencia Roque Sáenz Peña.

El juez Miguel Aranda convocó a las partes a una audiencia en la que expusieron sus planteos y arribaro a un acuerdo que, según el Gobernador, significa el fin de una etapa de conflictos y el inicio de la paz social definitiva en El Impenetrable.

Ante la Justicia, según informó la Provincia, la Guardia Whasek se comprometió a deponer las armas y entregarlas junto a los uniformes, y no volver a adoptar el rol policíaco de los últimos 2 años, con custodias y controles viales en la zona. Esto, a pesar de que insistentemente sus referentes aseguraron no portar armas de ningún tipo.

Por su parte, el Gobierno desistió de denunciar penalmente por el delito de sedición o los que dieran lugar los hechos protagonizados por la fuerza indígenas y sus integrantes. También ofrecerá alternativas y acompañamiento para reconvertir a la Guardia en una “bridada ambiental”, y generar las condiciones necesarias para que puedan denunciar narcotráfico y contrabando en El Impenetrable.

Capitanich adelantó que gestiona la instalación de un escuadrón de Gendarmería Nacional en la zona, al margen de incrementar la presencia de la Policía del Chaco.

Comentarios

comentarios