Justicia mano dura contra la caca de perro en el Parque de la Democracia

557

La juez de Faltas de la Provincia: Marcela Cortés, avisó que habrá sanciones para quienes visiten el Parque de la Democracia con sus mascotas sin sus correspondientes bozal, collar y correa, más bolsita, escobilla y palita para recoger las deyecciones. Basta de perros peligrosos y de pisar caca.

Para fundamentar la determinación, describió que al Parque asiste una infinidad de familias con niños, principalmente los fines de semana, y los desaprensivos llevan sus perros temerariamente sueltos, y estos aprovechan para satisfacer sus necesidades fisiológicas.

Esto representa no sólo un riesgo para la integridad física del público, sino de contaminación de los espacios de esparcimiento y juegos infantiles con las heces, y sentarse en el pasto puede deparar sorpresas.

En su parte contundente, la advertencia de la magistrada adelanta que los infractores serán pasibles de multas que van desde los cinco hasta los diez salarios mínimos, vitales y móviles, y entre 30 y 60 días de cárcel.

Esto, como resultado de la aplicación de los artículos 44, 88 y 90 del Código de Faltas de la Provincia, que castigan a quienes no acaten lo dispuesto por las autoridades por razón de “justicia, seguridad, salud o higiene pública”; a quienes lleven perros peligrosos sin permiso, a los que se les duplica la pena en caso de que el animal causara daños a terceros; y a quienes contaminen el ambiente arrojando cosas que ofendan, ensucien o molesten a los demás. Esto último se complementa con la ordenanza 12.488/17, de autoría de la concejal Cecilia Baroni, que impone una multa equivalente a entre 10 y 15 litros de nafta súper.

Lo novedoso no pasa por la medida en sí, sino por la decisión de la Justicia de Faltas de comenzar a aplicar las normas y, además, porque sólo lo haga exclusivamente dentro de los límites del Parque de la Democracia, como eximiendo al resto de la ciudad, o la provincia.

Naturalmente, las críticas no se hicieron esperar, y una multitud salió a las redes sociales a preguntarle a la juez Marcela Cortés si después de aplicar los artículos 44, 88 y 90 aplicará los otros 165 y los tantos bises que apuntan más allá de la caca de perro.

 

Comentarios

comentarios