Julio Wajcman niega ser dueño de Safita: Es una campaña sucia en mi contra

2576
La compañía misionera Safita SRL fue la única oferente en la licitación para ofrecer viandas al personal del Perrando.

“Esta semana se viene una campaña sucia en mi contra. Algo ya dijo el diputado Aradas en las redes sociales: que soy el dueño de Safita”, dijo el periodista Julio Wajcman al cerrar su programa en La Radio.

“En Salud Publica no hay para arreglar el aire acondicionado de terapia intensiva, ni insumos para cirugía pero para pagarle a SAFITA SRL 25 MILLONES DE PESOS EN VIANDAS SI HAY !!! DE QUIEN ES ESTA EMPRESA MISIONERA, QUE VINCULOS CON ALGUN LOCUTOR RECONOCIDO TIENE, QUE RARO NO?”, publicó el legislador radical Alejandro Aradas, sin mencionarlo, por lo que llama la atención la reacción de Wajcman.

Safita SRL es una empresa radicada en Misiones que surgió en los últimos años como proveedor del Estado y fue ganando terreno en el servicio de viandas en los principales hospitales de la Provincia por montos multimillonarios.

“Lo voy a llevar a la Justicia y espero ver qué hacen los diputados, si le dan el desafuero o no, y ese día voy a ir a la Cámara a mirarle a la cara a cada uno para ver qué votan. Porque van a tener que demostrar si soy el dueño de Safita o no”, advirtió.

Según él, el corrillo sólo busca desprestigiarlo: “Se ve que alguno filtró la medición de medios y por eso salieron a agredirme”, dijo y prometió: “Me tengo que defender, a pesar de que me tocó en un momento flojo de salud”.

“Para mí la elección está definida, puede ser un diputado más o menos para un lado o para el otro, pero ya está definida”, analizó, y aseguró que “estas cosas que hacen los diputados lo están enterrando más a su partido”.

“Que un diputado se prenda en esto es de mala leche”, calificó, y remató: “Con esto, Aradas le hizo perder la elección”.

Las versiones sobre Safita no son nuevas, ya las había ventilado en 2017 el secretario general de la Unión Personal Civil de la Provincia: José Niz, que al denunciar negociados entre empresarios y funcionarios dijo que el dueño de la empresa tenía “un apellido muy pesado”.

Comentarios

comentarios