Joseph Schooling, el pequeño fan de Phelps que lo venció en su última competencia olímpica

517
"Joe" y "El Tiburón de Baltimore", hace ocho años, en la previa de los Juegos de Beijing.

 

“Es Michael Phelps, es Michael Phelps ” exclamó emocionado Joseph Schooling, cuando unos días antes de los Juegos Olímpicos de Beijing se topó en su club de Singapur nada menos que con su máximo ídolo.

“El Tiburón de Baltimore” había comenzado la visita a los jóvenes nadadores de ese país en el marco de su trabajo en su fundación para educar niños en la natación. Schooling, que entonces tenía 13 años, se conformaba con una foto. “Era muy temprano en la mañana y yo estaba completamente en shock. No podía ni hablar”, recuerda.

Ahora, en Río, ocho años después, todos sus sueños se hicieron realidad: participa de un Juego Olímpico, no sólo tiene la posibilidad de competir con su ídolo de toda la vida, sino que además lo derrota y, además, rompió el record olímpico con 50.39 que el propio Phelps había logrado aquel año en Beijing.

Cuando llegó a la meta, Schooling quedó sorprendido. “Esto es una locura, no lo puedo creer y no sé qué siento ahora”, le dijo a Phelps que se cambió de carril para felicitarlo, y respondió: “Lo sé”.

“Si no fuera por Phelps no hubiera logrado esta medalla. Soy lo que soy por Michael Phelps. Él es la razón por la que siempre quise ser un mejor nadador”, dijo Schooling.

“Me dijo buen trabajo, fue una gran carrera, yo le dije que fuera por cuatro años más y me dijo ‘de ninguna manera’. Esperemos que cambie de parecer, fue divertido, me gustó competir contra Michael”, dijo Schooling después del oro en los 100 metros mariposa.

Phelps, que empató en el segundo lugar con el sudafricano Chad le Clos y el húngaro Laszlo Cseh, parecía más feliz que con una medalla de oro. Se lo vio contento festejando y emocionado por la victoria de Schooling. Fui más rápido que lo que ya fui cuatro años atrás para ganar, pero Joe es duro, obviamente ha tenido un excelente año, me quito el sombrero”, dijo el nadador de 31 años al despedirse en la zona mixta.

 

Comentarios

comentarios