El jefe de la Policía del Chaco admitió el consumo de drogas dentro de la fuerza

El comisario Ariel Acuña dijo que “es obvio” que hay efectivos que consumen drogas, o que están sospechados de hacerlo “o algunas otras cuestiones”. El viernes presentará un proyecto para implementar “narcotests” obligatorios en la Policía.

24977
El comisario Ariel Acuña dijo que ya tiene listo el proyecto que le presentará al ministro Nievas y al gobernador Peppo.

“Cuando uno tiene un problema, si lo quiere solucionar, lo primero que tiene que hacer es admitirlo”, dijo el comisario Ariel Acuña, jefe de la Policía del Chaco, al admitir, aunque en potencial, el consumo de drogas de parte de efectivos de la fuerza.

“Respecto al consumo de sustancias, es obvio que tenemos gente, por ahí sospechas o algunas cuestiones”, dijo en una entrevista en Radio Facundo Quiroga, pero admitió que “son difíciles de tratar porque no existe una reglamentación que obligue a realizar o someterse a controles”.

Ante esta situación, para Acuña, “la única manera de detectar el consumo de estupefacientes, es un control antidoping similar al que se realiza a los jugadores de fútbol”. Pero insistió en que “no está reglamentado ni existe legislación al respecto”.

El policía se mostró a favor de implementar controles “antidoping” obligatorios: “Es una circunstancia a tener en cuenta para los legisladores y las personas que toman decisiones”, dijo, incluyendo al gobernador Domingo Peppo, que “tiene la última palabra”.

Para avanzar en esto, dijo haberle encargado a los profesionales del área de Medicina Legal de la Policía, un proyecto que ya obra en su poder y que será presentado este viernes o el próximo lunes al ministro de Seguridad, Martín Nievas, y al Gobernador.

Según adelantó, se trata de implementar “narcotest” con aparatos homologados, que ya son utilizados por otras fuerzas provinciales y que sería excluyente en el caso de los “ingresantes” y de aquellos efectivos “denunciados” o “sospechados” de tener algún tipo de adicción.

No prosperó

La propuesta de incorporar controles para detectar el consumo de estupefacientes no es nueva. La idea ya había sido planteada en la Legislatura provincial, para que todos los funcionarios públicos fueran sometidos a “rinoscopías”, pero no prosperó. Por ese camino, la propuesta de Ariel Acuña, difícilmente logre sortear la resistencia, pero eso no invalida que estos controles puedan implementarse voluntariamente.

Narcotest

El “narcotest”, a partir de una muestra de saliva, detecta varias drogas, según el modelo de que se trate, pero marihuana y cocaína están presentes en todos ellos, y también son sensibles a las drogas sintéticas y otras utilizadas en medicamentos legales. Por esto, la implementación de los controles demandan de una legislación y reglamentación específicas de la jurisdicción en los que vayan a implementarse.

En la última semana, en La Plata, varios choferes de micros de larga distancia fueron reemplazados en sus puestos y en algunos casos detenidos, por el resultado positivo del narcotest, compatible con el consumo de cocaína, aunque todos coincidieron en que sólo habían mascado hojas de coca.

 

Comentarios

comentarios