Investigan la muerte de la recepcionista de la residencia del Papa

Miriam Wuolou, de 34 años, cursaba el séptimo mes de embarazo y fue hallada muerta el último viernes en su casa, en Roma.

519
La mujer, embarazada de siete meses, fue hallada por su hermano en su vivienda.

La Policía italiana investiga la muerte de Miriam Wuolou, una mujer de 34 años embarazada de siete meses que trabajaba como recepcionista en la residencia de Santa Marta, donde vive el papa Francisco en el Vaticano, y que fue hallada sin vida el pasado viernes en su departamento de la calle Cesare Pascoletti, en Roma, después de que su hermano llamara a los Carabineros por no tener noticias de la mujer desde hacía días.

Miriam, de origen eritreo que trabajaba en la recepción de Santa Marta, donde también se alojan diversas figuras religiosas, había pedido un permiso para poder ausentarse de su puesto durante algunos días por cuestiones de salud.

El examen preliminar del cadáver no reveló signos de violencia, aunque será necesario que se practique una autopsia para que el personal forense determine las causas de la muerte.

Según el diario italiano Il Messagero, “el Pontífice parece que se ha visto muy afectado por la muerte de esta joven a la que conocía personalmente”.

La Justicia italiana abrió una investigación del fallecimiento de Wuolou, también por pedido del Vaticano, y dispuso que se realicen análisis de ADN sobre el feto.

Según se supo, la mujer sufría de diabetes, que podría haber sido la causa de su muerte. Sin embargo, el cuerpo se encontraba en estado de descomposición, por lo que las autoridades deberán comprobar si su deceso se debe a otras razones.

Comentarios

comentarios