Intendente borracho, choco y mató con un vehículo oficial pero sigue en el cargo

Cristóbal Barboza manejaba completamente ebrio una camioneta de la Municipalidad de Arroyo del Medio, en Misiones. El vehículo no tenía papelas. Chocó un remís y mató al conductor. Los concejales de su partido evitaron su destitución.

1042
La camioneta que conducía Barboza en estado de ebriedad, embistió de frente al remís de Alberto Anderson.

Cristóbal Barboza, del Frente Renovador, es el intendente de la ciudad misionera Arroyo del Medio. El pasado 19 de junio embistió un remís cuando conducía una camioneta de la Municipalidad expresamente reservada para uso oficial. El remisero, Alberto Anderson, de 58 años, murió en el acto.

Barboza, de 54 años, no sólo aprovechaba el vehículo en un día feriado como ese, sino que además la camioneta ni siquiera había sido registrada, y terminó volcada, completamente destruida.

Pero la situación del intendente es todavía más complicada, ya que manejaba con una cantidad descomunal de alcohol en sangre, lo que fue corroborado en el expediente con un test de alcoholemia practicado durante el procedimiento policial y que arrojó 2.14, cuatro veces el volumen máximo permitido por las leyes de tránsito.

Por esto, Barboza fue suspendido en su cargo y se conformó una comisión investigadora, tendiente a analizar su conducta y expedirse sobre la conveniencia de su continuidad en el cargo o su destitución. Finalmente el dictamen se inclinó por su destitución.

Pero el Concejo Municipal no tuvo en cuenta las conclusiones y el último viernes sus partidarios votaron en contra de la destitución. Se necesitaban cuatro de los cinco votos del Cuerpo para desplazarlo, pero sólo se obtuvieron tres. Las concejales oficialistas Lorena Souza De Mora, Graciela Flores y Jorge Kubiszen, votaron por su permanencia en el cargo. Mientras, el radical Carlos Matluk y Jorge Viera, del Partido Agrario y Social, lo hicieron por la destitución.

El vicegobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, prometió “hacer todo lo posible para que la Justicia actué con todo el rigor” sobre el intendente. Y dijo que desde el Gobierno le habían sugerido a Baboza que se apartara voluntariamente del cargo hasta tanto la Justicia determine su responsabilidad, pero que éste “no escucha sugerencias”.

En el mismo sentido se habría expresado el gobernador Hugo Passalacqua, lo que se deduce de las declaraciones públicas de su hombre de mayor confianza, el subsecretario de Gobierno, Ricardo Welbach, que pidió al intendente que “reflexione y se aparte del cargo”.

Lejos de recapacitar, el intendente y su familia emprendieron un ataque contra quienes se opusieron a su vuelta a la gestión pública. Entre otras acciones, una de sus hijas, en su carácter de jueza de Paz de la localidad, envió sendas cartas documentos a los dos concejales que votaron para destituirlo. Paralelamente, trascendió que incluso su partidario Kubiszen había anunciado su voto contra Barboza pero cambió de idea al recibir una amenaza de muerte minutos antes de ingresar a la sesión especial.

 

Comentarios

comentarios