Insólito: construyeron rampas para discapacitados al pie de una escalinata

Desde la asunción de Jorge Capitanich, la Municipalidad de Resistencia reparó y construyó 562 rampas de accesibilidad. Pero en algunos casos estas no cumplen con su objetivo de franquear el tránsito en silla de ruedas.

5244
No encontraron mejor opción y decidieron construir dos rampas que rematan en una escabrosa escalinata | Facundo Quiroga

“Resistencia tiene más de 500 rampas nuevas y refaccionadas”, informó la Municipalidad de Resistencia días atrás al repasar que en 2016 refaccionó y construyó 562 rampas de accesibilidad, “cifra que representa la mitad de lo previsto para facilitar la circulación de peatones en el micro y macrocentro”, se añadió.

Estas tareas se llevan adelante con el objetivo de lograr una ciudad más apta e inclusiva, se dijo.

Las rampas son fundamentales para el tránsito de personas en sillas de ruedas y con dificultades motrices para ascender a las veredas.

Las barreras arquitectónicas son infranqueables para personas en sillas de ruedas que no cuenten con ayuda y, en ocasiones, aún así es imposible avanzar por donde lo hacen todos los peatones, y se ven obligados a circular por la calle, a la par de vehículos de todo tipo, corriendo riesgos altísimos.

Por esto, la acción de la Municipalidad es loable aunque en algunos casos  no alcanza con las buenas intenciones. Por ejemplo, en Perón al 1400, la rampa para subir a la vereda resuelve sólo una parte del problema, porque al final de la misma nos encontramos con una abrupta serie de escalones.

Así, lo que pretendía ser un paso hacia la inclusión terminó siendo una broma de mal gusto.

A raíz de esto, quedó en evidencia las múltiples irregularidades reunidas en las veredas de la capital, donde no se respetan las normas referidas a los niveles y los materiales aptos para favorecer el tránsito y el escurrimiento del agua.

Comentarios

comentarios