Inseguridad en Barranqueras: desvalijaron por cuarta vez una vivienda en la zona sur

Los dueños de casa se ausentaron por un rato y al regresar encontraron rejas y puertas “reventadas” por los delincuentes. Les robaron todo y causaron cuantiosos destrozos en busca de objetos de valor.

789

Por cuarta vez en muy poco tiempo, una familia de Barranqueras fue víctima de la delincuencia el domingo por la tarde. Destruyeron la puerta de acceso y, literalmente, le vaciaron la casa.

El robo violento robo se perpetró en el barrio 56 Viviendas, en inmediaciones de avenida Soberanía Nacional y calle 37, en la zona sur de la ciudad portuaria.

Los dueños de casa habían salido a dar un paseo en familia y al regresar se encontraron con ingrata noticia de que una vez más habían sido blanco de delincuentes. Todas las medidas de seguridad adoptadas después de los tres robos anteriores fueron insuficientes: habían violentado la reja, hicieron volar los candados y partieron en pedazos la puerta principal.

La imagen del interior era realmente desoladora. La casa estaba prácticamente vacía, se habían llevado todo lo posible: garrafas, hornos, computadores, televisores, y todo lo que pudiera representar algún valor económico.

Pero los delincuentes no sólo hicieron uso de la fuerza sino que también se tomaron un buen tiempo para dejar todos patas arriba, desvencijar roperos revolviendo hasta la última prenda de vestir y hasta destrozaron el cielorraso, presumiblemente en busca de dinero o algún objeto de valor oculto.

“Esto es tierra de nadie, nos queremos ir”, confesó el damnificado, y contó que cada vez que tuvieron que enfrentar una situación de estas perseveraron y decidieron permanecer en el barrio, y a duras penas lograron reponer los bienes robados. Pero ahora creen que el nivel de violencia y la reincidencia de los delincuentes en atacar su vivienda ameritan repensar la situación, sobre todo cuando está demostrado que las autoridades no hacen frente a la creciente ola de inseguridad. Recordó que en ese barrio hubo una gran cantidad de episodios delictivos similares que nunca fueron fueron esclarecidos.

“No puede ser que roben tan impunemente y nunca sean descubiertos”, dijo, el padre de familia, y analizó que “es imposible que la Policía no sepa quiénes son y dónde encontrarlos, sobre todo tratándose de una ciudad chica y en un territorio acotado como Barranqueras”. También dijo que le parece muy raro que los vecinos no hayan oído nada a pesar de que hubo hasta paredes rotas.

Según pudo averiguar por su cuenta, en los últimos días se pudo ver un automóvil Chevrolet Corsa de color gris, con vidrios polarizados, merodeando la zona. Sus ocupantes, hacían preguntas a los vecinos dando a entender que buscaban a alguien pero, aparentemente, sólo pretendían conocer a qué hora regresaban los dueños de casas en las que advertían poco movimiento.

Todo revuelto y destruido. Así encontraron su casa al regresar de un corto paseo.
Todo revuelto y destruido. Así encontraron su casa al regresar de un corto paseo.

Comentarios

comentarios