Horacio Rey, su mujer y su cuñado se presentaron ante la Justicia

El funcionario suspendido, mano derecha del Gobernador, y los hermanos Fernández, informaron el domicilio al que piden que la jueza les envíe las notificaciones de la causa. Hubo más allanamientos y secuestros.

1933

El suspendido secretario general de Gobierno: Horacio Rey, su esposa Susana Fernández, secretaria del Gobernador, también suspendida, y el hermano de ésta: Ismael Fernández, titular de la Unidad Ejecutora Chaco Construye, se presentaron “espontáneamente” ante la Justicia Federal, en el marco de la investigación que se les sigue por la posible comisión de los delitos evasión impositiva, lavado de activos, asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y fraude en perjuicio de la administración pública.

En el acto, con la firma de sus abogados, presentaron un breve escrito dirigido a la jueza Zunilda Niremperger, para fijar domicilio adonde se les envíe las comunicaciones que ella considera pertinente.

Mientras, Prefectura Naval Argentina continuaba con los allanamientos en varios domicilios particulares de allegados a Rey, en Colonia Elisa, de donde es oriundo, y en inmediaciones del Parque de la Democracia, sobre la avenida Sarmiento, donde se procedió al secuestro de documentación y cinco embarcaciones que estarían vinculadas a la causa.

Rey y Susana e Ismael Fernández, al igual que el secretario de Comercio: Roberto Lugo, fueron separados de sus funciones el último viernes cuando se desató el escándalo y los allanamientos en Casa de Gobierno.

Comentarios

comentarios