Un hombre y dos niños habrían matado a tiros y puñaladas a un vecino en Miraflores

Francisco Alarcón, de 55 años, murió en una trifulca con un hombre de 36 que asumió su responsabilidad en el hecho y fue detenido. La Policía también demoró a su hijo de 8 y a su sobrino de 13, y secuestró dos armas blancas y dos de fuego.

713

Francisco Omar Alarcón, de 55 años, fue asesinado en un confuso episodio en el paraje Balbuena, en jurisdicción de Miraflores, en la mañana del jueves.
El hecho ocurrió alrededor de las 11. Cuando llegó una comisión policial alertada por los vecinos, Alarcón estaba ya sin vida, tendido sobre un charco de sangre y presentaba una herida de disparo de arma de fuego en la zona del corazón, y puñaladas en ese mismo lugar, en el abdomen y en el glúteo derecho.

Junto al cadáver estaban un hombre de 36 años que confesó ser el autor del crimen, y dos niños: su hijo de 8 años, y un sobrino de 13. En la misma escena, fueron secuestrados un revólver calibre 32 largo, una escopeta calibre 16, un puñal y un machete, ambos con manchas de sangre.

Según los vecinos y los propios protagonistas, los dos hombres habrían mantenido un altercado que terminó en la muerte de Alarcón. Ahora se intenta determinar quiénes portaban las armas, ya que resulta inverosímil que todas hayan sido utilizadas por una sola persona, y aún cuando la víctima haya estado armada, se necesitarían más de dos personas para empuñarlas.

Se sospecha que los niños también participaron activamente en la trifulca y no se descarta que hayan empuñado alguna de las armas, algo que aún resta dilucidar.

El resultado de la autopsia será clave para determinar si Alarcón murió por el disparo de arma de fuego o por las heridas de arma blanca ya que, prima facie, al menos una de las puñaladas fue letal. Por esto, no se descarta la posibilidad de que algunas de las heridas le haya sido infligida cuando ya se encontraba muerto.

El hombre fue detenido y trasladado a la Comisaría de Miraflores junto a los niños que fueron entregados poco después a un familiar.

Comentarios

comentarios