Gustavo: El pecado de Coqui es su honestidad intelectual y su lealtad al kirchnerismo

El presidente del Concejo capitalino restableció su relación con el intendente. Dijo estar convencido en que hay que renovar el peronismo después de la derrota electoral de 2015, pero sin exclusiones.

4887
Gustavo Martinez y Jorge Capitanich limaron alguna asperezas para "trabajar distentidos".

El presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez, había criticado varias decisiones del intendente Jorge Capitanich, como el hecho de implementar modificaciones en el sistema del transporte que son potestad del Concejo, o el soslayar su propuesta para frenar el acoso de los estudios de abogados a los contribuyentes en mora.

Entre estas y otras varias “diferencias”, Gustavo había reconocido que llevaba varios días sin hablar con el intendente, pero la incomunicación terminó, y no sólo volvieron a hablar sino que se encontraron personalmente.

“Nosotros tenemos una fluida y permanente comunicación con Coqui en todos los aspectos, tenemos nuestras particularidades y una forma distinta de llevar adelante nuestra gestión, pero los dos trabajamos para mejorar la respuesta a los vecinos de Resistencia”, dijo en una entrevista en Radio Provincia del Chaco. “Tiene que ver con la condición humana, hay que dejar de lado las cuestiones menores y trabajar distendidos”, explicó.

Pero este acercamiento y distención no cambió la idea que tiene el concejal sobre la renovación del peronismo: “En el futbol, en el básquet y en la política, cuando un equipo pierde, el cambio es natural. Hay que tomarlo con naturalidad, los que tenemos que dar un paso costado lo tenemos que hacer. No hay que traumatizarse. Si un equipo pierde dos, tres, cuatro o cinco partidos seguidos se cambia el técnico, se cambian jugadores…”, parafraseó.

“Perdimos la Nación y el distrito más importante, que es la provincia de Buenos Aires. Seguramente algunos errores tuvimos que haber cometido y hay que corregirlos. No hay que cerrarse, hay que tener grandeza. Dejar el fundamentalismo ortodoxo y saber dar un paso al costado”, analizó.

Desde el lugar de la “renovación”, analizando el resultado de las elecciones en Margarita Belén, Gustavo Martinez dio por descontado el apoyo de Jorge Capitanich a Javier Martínez, candidato de una alianza con la UCR, el PRO, la CC-ARI y el Frente Renovador, entre otros. Para él, ese fue un error y pidió poner blanco sobre negro en la interna peronista al advertir que “tarde o temprano los peronistas tendrán que elegir entre Coqui y Peppo”.

Ahora, aunque atenuó su postura, no relegó su crítica al intendente: “Coqui  tiene un lugar protagónico en cualquier proceso que viva el peronismo”, dijo, pero remarcó: “El pecado de Capitanich es la honestidad intelectual y su extremada lealtad a un proceso político del que fue parte”.

En el mismo sentido, consideró que los kirchneristas “son compañeros y tiene que integrar el peronismo”, y consideró que “muchas veces los motes son impuestos por los medios de comunicación más que por la realidad”. Y también habló de Massa: “Tiene que venir con toda humildad y sumarse el peronismo”, concluyó.

 

Comentarios

comentarios