Gustavo: El Gobernador tiene alcahuetes que le mienten que está todo bien

El presidente del Concejo capitalino cree que a algunos funcionarios no les importa debilitar al Gobierno con tal de saciar su ambición personal. Dijo que en ese afán avivan internas y persiguen a sus propios compañeros.

3997
Gustavo Martínez alertó sobre el debilitamiento del Gobierno y un vacío de conducción en el PJ.

“Hay que rediscutir la conducción partidaria que hoy está vacía”, dijo el líder de la Corriente de Expresión Peronista: Gustavo Martínez, presidente del Concejo Municipal de Resistencia, algo que sonó como un tiro para el propio gobernador Domingo Peppo, que preside el Consejo Provincial del Partido Justicialista.

Para Martínez, hay que replantear el peronismo que a nivel nacional está muy disperso, lo que impacta en la provincia y condiciona las perspectivas políticas de 2019. Y después reconstruir el Frente Chaco Merece Más que ve “completamente desdibujado, sin identidad y sin los valores” que le significaron diez años de respaldo electoral.

“Tenemos que analizar qué representamos hoy y qué debemos representar para recuperar el acompañamiento de la gente”, resumió, y alentó a “fortalecer el Gobierno y el partido para torcer el rumbo”, y “no seguir el camino de la Alianza, que se alejó de la sociedad y perdió cuando creían que eso nunca iba a pasar”.

En este contexto, Gustavo Martínez advierte un desgaste en el Gobierno, al que describió como “raquítico, lejos del peso que debería tener”, en parte por el trajín de varios períodos consecutivos de gestión, pero también por la actitud de ciertos funcionarios.

Para él, esta situación abona el “sálvese quien pueda” y afloran los intereses personales, las internas y las persecuciones a compañeros que circunstancialmente piensan distinto”. Y dio un veredicto: “Están ganando los alcahuetes, los que largan todo, incluso la gestión, para abrazar sus propios intereses.

Alejados de la realidad, del peronismo y de todo

“El Gobernador está rodeado de dirigentes y funcionarios que no sólo están alejados de la realidad, sino también del peronismo y, mucho más, de la sociedad”, observó, y consideró que “no tiene sentido rodearse de alcahuetes que nos digan que está todo bien, o que todo lo arreglan con operaciones en las redes sociales o marketing”.

Contra eso, insistió en que es imperioso que el peronismo vuelva a “la política real, con dirigentes en la calle, cara a cara con la gente”.

Fortalecerse a cualquier precio

“Hoy parecemos preocupados por la publicidad y el marketing, y la tecnología, y usamos todos los recursos para perseguir a compañeros en vez de enfocarnos en el verdadero objetivo de la gestión”, dijo, alertó: “A estos funcionarios no les importa debilitar al Gobierno para fortalecerse personalmente y saciar su ambición”.

Para Martínez, si el justicialismo no deja de lado estas cuestiones internas, perderá las próximas elecciones: “No alcanza con disfrazarnos para la foto de la unidad porque la gente no es ingenua y sabe que detrás hay fracturas y enfrentamientos de todo tipo”, opinó.

Para completar, dio que “el peronismo tiene que resolver este vacío de conducción”, e invitó al Congreso Provincial que se celebrará el próximo 17 de marzo en Machagai, donde cree que “los que tienen que pedir o dar explicaciones no pueden faltar”, remató.

 

Comentarios

comentarios