Graciela Camaño le borró el sushi a Massa

468
La mesa fotografiada por Camaño, sin sushi.

El domingo por la noche funcionarios del Gobierno nacional encabezados por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se reunieron con el diputado nacional Sergio Massa en su casa, para discutir un proyecto consensuado de modificaciones al Impuesto a las Ganancias.

El anfitrión estuvo acompañado por varios referentes de su sector, entre ellos la saenzpeñense Graciela Camaño, esposa del sindicalista Luis Barrionuevo. Ella difundió una imagen de la reunión para, de paso, disparar contra otra comprovinciana: Lilita Carrió, que a esa hora era entrevistada por Luis Majul.

“Alguna se pasea en TV Nosotros el domingo a la noche trabajamos para q los funcionarios entiendan q hay que bajar impuesto a las ganancias”, tuiteó para describir la reunión en la que se veían a los protagonistas muy relajados acodados en una diáfana mesa.

La ocasión fue más que propicia para compartir una opípara cena. Así lo demuestra la imagen original que se viralizó minutos después, en la que aparecían las mismas caras, los mismos gestos, la misma mesa pero, además, una surtida ronda de sushi.

No sabemos si los bocaditos arruinaban la imagen protocolar del encuentro, o si el menú no era lo suficientemente popular para la mesa de Massa. Lo concreto es que Graciela los borró. Para el caso podríamos adaptar aquella antológica frase de su esposo, que quedaría así: “En este país hay que dejar de borrar por dos años”.

Llegó el sushi.
Llegó el sushi.

Comentarios

comentarios