El Gobierno avisó que no permitirá piquetes: No habrá represión, sino prevención

El ministro de Seguridad, Martín Nievas, dijo que aplicarán el “protocolo de convivencia” para garantizar el derecho a peticionar pero también a circular libremente. La Provincia pidió la intervención de Gendarmería en las rutas nacionales.

407
El Gobierno provincial advirtió que no permitirá más cortes. Preocupa el piquete anunciado en el puente | Archivo

El ministro de Seguridad, Martín Nievas, dijo que la Provincia está trabajando en el diseño de un “protocolo de convivencia” para abordar las recurrentes protestas sociales que se vienen dando con mayor asiduidad en el último tiempo, con cortes de calles y rutas.

“El protocolo busca que se actúe con mayor rapidez por parte de los organismos del Estado. Atacar con mayor énfasis en base al diálogo, pero sobre todo con la prevención”, dijo el funcionario en una entrevista en Radio Provincia del Chaco.

“No vamos a reprimir, sino que vamos a actuar en el marco de la ley, con respeto al derecho a peticionar pero también a la libre circulación”, avisó Nievas, adelantándose a las medidas anunciadas por las organizaciones sociales para esta miércoles.

Varios movimientos, entre ellos el MTD 17 de Julio, que lidera Tito López, anunciaron para hoy un “piquetazo” que comprenderá a las rutas nacionales 11, en Resistencia; 16, en el acceso a Quitilipi; y 95, en Castelli, además del puente interprovincial General Belgrano. Además, de los cortes en el acceso a Resistencia por la avenida Sarmiento, frente al Ipduv; en la catedra, la Casa de Gobierno y la delegación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Por esto, el ministro de Seguridad dijo que, después de una breve discusión en el gabinete del gobernador Domingo Peppo sobre la jurisdicción de las fuerzas de seguridad, se decidió informar a Gendarmería Nacional para que actué en el caso de las rutas nacionales.

El Gobierno dialoga permanentemente

Según Nievas, “la mayoría de las organizaciones están siendo contenidas y dialogan con el Gobierno”, por lo que considera que las manifestaciones y los cortes de calle carecen de fundamento.

“Uno corta la calle para hacerse escuchar, entonces, una vez que plantean su reclamo ante los funcionarios, ya no existe la necesidad de cortar”, analizó el ministro, que aclaró que “el hecho de que le Gobierno los escuche no significa que se les pueda dar respuesta inmediatamente, ni que si piden diez se les dé diez, sino que se está trabajando y buscando una solución”.

Por esto, considera que al hablar de este tipo de manifestaciones hay que separar a los organizaciones que plantean su reclamo y se desconcentran, y las que persisten en medidas de fuerza a pesar de todos. Y observó con suspicacia a las que “siempre tienen algo para reclamar”.

 

 

Comentarios

comentarios