Furia Travesti repudia accionar policial: No censuren ni encarcelen nuestros besos

El operativo en el que una decena de policías intentó impedir que dos chicas se besaran en la plaza 25 de Mayo, sigue despertando críticas. La comunidad trans dijo lo suyo.

525
Las chicas fueron abordadas por una decena de policías en la plaza 25 de Mayo de Resistencia | Facebook

El último viernes un grupo de policías se presentó ante una pareja de chicas en la plaza 25 de Mayo de Resistencia, con el objetivo de impedir que se besaran en público.

Este episodio ganó las redes sociales y los medios de comunicación y las propias protagonistas dieron precisiones sobre el insólito y desmedido accionar policial.

El caso desató una oleada de expresiones de solidaridad hacia las chicas y de repudio al accionar policial. Entre estas voces, se levantó la del movimiento “Furia Travesti”, que emitió un comunicado que expresa textualmente:

“Manifestamos nuestro profundo repudio y preocupación por los indignantes hechos  ocurrido el pasado viernes 6 de octubre en la plaza 25 de mayo de la ciudad de Resistencia, del cual hacemos responsable a la fuerza de seguridad y al Gobierno Provincia. Una pareja de mujeres sentadas en un banco fue interrumpida por un agente de la policía que “les pidió que se separen”, como si estuviesen realizando algún acto fuera de lugar. Los atropellos de las fuerzas de seguridad ante los derechos adquiridos por la población LGBTIQ lamentablemente no son una novedad. Las y los que trabajamos contra la discriminación y contra la violencia, junto a las organizaciones de la sociedad civil y políticas tenemos que unir fuerzas para repudiar estos hechos y estar juntos.

Una vez más las fuerzas de seguridad quieren censurar nuestros deseos y derechos consagrados.

Desde el Espacio “Movimiento FURIA TRAVESTI TRANS” (CHACO) REPUDIAMOS el accionar de la policía de la Provincia por considerar un claro acto de violencia y discriminación hacia nuestra hermanas lesbianas.

Bajo el argumento de que “NO ESTABA BIEN” su muestra de afecto como las de otras paras en el lugar, siendo solo a ellas dos a quienes piden que se separen, cometieron un agravio hacia la comunidad.

Para ellos, besarse de ese modo no está permitido en un espacio público, un ámbito “familiar” tan concurrido, y les sugirieron hacerlo en la intimidad, como si se tratara de una inmoralidad, lo cual claramente indica valoración personales de los agentes por sobre su función o la bajada de línea del Estado que los capacita. Sea cualquier de las dos, atrasan discusiones que tuvimos y que se transformaron en derechos adquiridos y leyes que no se respetan.

Cumplir con su labor sin sobrepasar su poder ni realizar juicios de valores sobre la vida de las personas es algo que a muchos les cuesta aun y si seguimos así, nunca seremos una mejor sociedad.”

 

Comentarios

comentarios