Funcionaria municipal denunció a un policía y a un carrero por violencia de género

El carrero la insultó cuando intervino por el maltrato que dispensaba a su caballo, que se había descompensado en la vía pública. Paralelamente, un policía de la Octava

466
La tracción a sangre sigue siendo un problema sin resolver en Resistencia | Archivo

Agostina Uberti, subsecretaria de Salud Ambiental de la Municipalidad de Resistencia, acudió, a instancias de un vecino, a interiorizarse de una presunta situación de maltrato animal en plena vía pública en jurisdicción de la Comisaría Octava Metropolitana.

En el lugar indicado en la denuncia, encontró un caballo tendido en el suelo, con convulsiones. Al parecer, el animal se había desplomado, exhausto, después de tirar un carro. A su lado, el carro en cuestión y el carrero.

Agostina llamó a la Policía pero no obtuvo respuesta, por lo que intervino directamente, presentándose como funcionaria, pero no consiguió que el carrero contemplara la situación.

Al arribo de un efectivo policial, el carrero ya estaba alterado y entre insultos, le dijo que ella no tenía nada que hacer ahí y que, como mujer, correspondía que estuviera encerrada en su casa; según relató en Me Gusta Libertad.

Después, lejos de preocuparse por la situación, el policía se abocó a requerirle sus datos personales, y tomar nota de ellos: nombre y apellido, DNI, teléfono, entre otros detalles que ella prefirió darle en privado.

Acto seguido, ella pidió los datos del carrero para labrar un acta, pero el empleado policial se los negó, alegando que la información era confidencial.

Ante esta situación, decidió procurar los datos por su cuenta. Pero en ese momento, el policía asesoró al carrero: “Le dijo que no tenía por qué darme alguna explicación a mí porque yo no era nadie”, contó la funcionaria.

Por esto, se dirigió a la División Atención a la Mujer, y radicó sendas denuncias penales contra el numerario policial y el propietario del carro y el caballo. Además, se arbitraron las medidas para identificar al carrero y tomar medidas por el maltrato del animal.

Funcionario encañonado

Días atrás, el subsecretario de Ambiente de la Municipalidad, Pedro Barrios, denunció haber sido amenazado de muerte y encañonado con un arma de fuego por un carrero que se alteró cuando él pretendía evitar que arrojara basura en plena calle. Fue en la esquina de Bouvier y Alem, en la zona sur de Resistencia, donde se instalaron contenedores en procura de erradicar un basural “espontáneo”.

 

Comentarios

comentarios