El Frente Grande le recordó a Peppo que es gobernador gracias al kirchnerismo

El partido que lidera Daniel San Cristóbal “atendió” al Gobernador. Lo describe como parte de la derecha peronista y lo acusa de ser funcional a Macri. Rechaza la propuesta “Macri o Massa” por entender que son prácticamente la misma cosa. Exige un debate amplio sobre el FPV.

2359

El partido que a nivel nacional conduce el chaqueño Daniel San Cristóbal, ex diputado provincial, respondió las recientes declaraciones del gobernador Domingo Peppo sobre la situación del kirchnerista Frente Para la Victoria.

Para Peppo, el FPV está agotado y es hora de renovar las estructuras del armado político encabezado por el Partido Justicialista. En ese contexto, expresó su simpatía hacia el diputado nacional Sergio Massa, ex candidato presidencial por el Frente Renovador, y opinó que es momento de convocar a gobernadores y referentes nacionales que nunca se enrolaron en el kirchnerismo, como el cordobés Juan Schiaretti, los puntados Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, y el neuquino Mario Das Neves, entre otros.

Estas declaraciones del Gobernador no cayeron bien en quienes contrastan el kirchnerismo con el Gobierno nacional presidido por Mauricio Macri y consideran que “está más vigente que nunca”. Varios dirigentes peronistas “atendieron” a Peppo por esto, y ahora es el turno del Frente Grande.

En un documento titulado “El debate sobre la construcción política”, el Frente Grande ubica a Peppo en la derecha del Partido Justicialista, y le refresca que el Frente Para le Victoria que él considera perimido fue la herramienta electoral que triunfó ampliamente en la provincia el año pasado, y que, por eso, le debe el ser gobernador del Chaco.

Entre otras críticas, lo responsabiliza de favorecer la sanción de una serie de leyes que entiende como perjudiciales para el conjunto del pueblo argentino. “Massa, Urtubey, Schiaretti, Peppo, Bossio, etc., lejos de construir una oposición fuerte, generaron más debilidades y fueron funcionales a las políticas de Macri”, le chantan al Gobernador.

El Frente Grande considera que la suerte del FPV debe surgir de un profundo debate del que deben participar, excluyentemente, todas las fuerzas que la componen, y expresa su preocupación por las opiniones vertidas por Peppo a título personal.

El documento expresa textualmente:

El debate sobre la construcción política

En los últimos días el gobernador del Chaco y presidente del Partido Justicialista provincial, Domingo Peppo, realizó manifestaciones públicas sobre la construcción de un nuevo frente político. Expresó el “agotamiento” del proyecto político del Frente Para la Victoria (FPV)  e instó al justicialismo a construir una “oposición fuerte” para no ser “funcionales” al actual gobierno de Mauricio Macri. Y en ese contexto planteó además  la necesidad de una reestructuración de los bloques parlamentarios en el Congreso de la Nación y en las legislaturas provinciales, postulando  la conformación de un nuevo “frente político” en el que incluyó al jefe del Frente Renovador (FR), Sergio Massa, y los gobernadores justicialistas que estuvieron fuera del kirchnerismo.

Entendemos que estas definiciones públicas, que no compartimos, están expresando la necesidad de profundizar un debate tanto a nivel nacional como en nuestra provincia, sobre el rol de oposición a nivel nacional  del FPV (del oficialismo como en el caso del Chaco), como producto de la elecciones pasadas y  su responsabilidad en el marco de la actual situación de país, y además la necesidad de pensar un frente político social y electoral, teniendo en cuenta las próximas elecciones.

El partido Frente Grande, que constituyó del FPV desde su primer armado en los órdenes nacional (2003) y provincial (2005), que obtuvo un legítimo y amplio triunfo electoral en las elecciones chaqueñas de 2015, con todo su bagaje político e ideológico, considera pertinente dejar expresado lo siguiente:

  1. El FPV es una construcción política, económica, social y cultural que permitió el desarrollo del mejor programa político-social y económico a favor de la justicia social y la independencia económica desde 1955.
  2. Sin desmerecer la importancia política del Sr. Gobernador, el futuro del FPV debe definirse con el más amplio debate en el ámbito de las organizaciones que lo constituimos y las/os protagonistas que día a día participamos para engrandecerlo y mejorar su capacidad de transformación. Si no fuera de esta manera deberíamos interpretar que Domingo Peppo expulsó a nuestra fuerza de su construcción provincial.
  3. No se debe desconocer que el marco organizativo logrado, con sus fortalezas y debilidades, y el reconocimiento popular así como la trayectoria –ya histórica- constituye al FPV como territorio en disputa cuya desaparición alentaría el camino de las fuerzas conservadoras y liberales que pretenden un armado liviano de ideologías y posicionamientos históricos.
  4. El Frente Grande no se enamora de las insignias partidarias, ni las denominaciones, y considera claramente que en forma permanente hay que aspirar a ampliar las coaliciones y construcciones socio-políticas. Pero ello no implica constituirse bajo liderazgos oportunistas y conservadores, que ocultan bajo disfraces supuestamente populares políticas en contra del pueblo y a favor de las minorías económicas.
  5. El menú que se pretende poner en la mesa democrática de hoy es Macri o Massa, siendo para nuestra fuerza política dos dirigentes –junto con sus armados políticos, Cambiemos y el Frente Renovador- que expresan exactamente las mismas ideas de fondo, contrarias al pueblo argentino. Eso se expresa claramente en el cogobierno.

Dentro de la construcción ideológica y política en ciernes, en ambos armados políticos citados previamente, nuestra provincia tiene el destino histórico de una provincia pobre, dado que no se visualiza un proyecto real de Nación.

  1. En política no se puede debatir ni construir sólo desde lo teórico, sin la relación con las acciones que se llevan adelante, por eso entendemos necesario acompañar estos planteos con ejemplos:

* La primera acción política conjunta de este reagrupamiento por derecha del PJ, fue dividir el bloque parlamentario del FPV en el Congreso, debilitando al frente político que tuvo el apoyo del 49% en la elecciones del 2015. Eso causó un daño concreto a la provincia del Chaco, debilitando su importancia nacional y su capacidad de negociación.

* El massismo, la mayoría de los gobernadores del PJ  que menciona Peppo y algunos legisladores que integraban el FPV fueron fundamentales para la obtención por vía parlamentaria de beneficios y algunas leyes nefastas que el gobierno del PRO-Radicalismo aprobó y aplicó: el pago a los fondos buitres, la designación de los jueces de la Corte, la ley ómnibus que establece el blanqueo de capitales, la derogación del 15% de coparticipación por decreto de Macri, entre otras.

* Por el contrario, no se juntaron gobernadores ni legisladores  para enfrentar  tarifazos, despidos y la brutal caída de la actividad económica y el ingreso de los sectores populares. De hecho, las acciones que llevaron adelante estos referentes políticos Massa, Urtubey, Schiaretti, Peppo, Bossio, etc., lejos de construir una oposición fuerte, generaron más debilidades y fueron funcionales a las políticas de Macri.

  1. Por último, invitamos a las fuerzas hermanas, a las/os dirigentes, militantes y simpatizantes del FPV a ser protagonistas del debate. Entendemos que el eje central hoy es cómo, con quiénes y en función de qué objetivos construimos una propuesta alternativa a la que hoy expresa y llevan adelante el neoliberalismo y los grupos de poder económico concentrados.”

 

Comentarios

comentarios