Femicidio en Mar del Plata: el padre de Lucía dice que una amiga la entregó a los dealers

Guillermo Pérez, padre de la chica drogada, violada, empalada y asesinada el fin de semana, dijo que los dos detenidos vendían droga en la puerta del colegio. Aseguró que Lucía no consumía drogas, sino que le fue suministrada compulsivamente.

629
Los padres de Lucía negaron que ella haya llegado voluntariamente a los asesinos.

Lucía, una adolescente de 16 años, fue asesinada el sábado en Mar del Plata, sometida a una atroz violación y empalamiento a la que fue sometida por al menos dos hombres, que ya se encuentran detenidos, con la participación de un tercero que es intensamente buscado por la Policía.

Matías Gabriel Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, hijo de un reconocido escribano de Mar del Plata, la llevaron a un centro de salud aduciendo que la habían encontrado desvanecida, presumiblemente, víctima de una sobredosis. Pero la chica ya estaba muerta. Los médicos denunciaron el caso y los hombres fueron inmediatamente detenidos.

La fiscal María Isabel Sánchez dijo que la chica murió de un paro cardíaco causado por el dolor al ser empalada, que antes había sido violada en un estado de completa indefensión, producto del consumo de una gran cantidad de cocaína que le habrían suministrado sus agresores. Se cree que estos se dedican a la venda de estupefacientes.

“Mi hija no se drogaba. A mi hija la empalaron, la torturaron y la violaron”, aseguró Guillermo Enrique Pérez, el papá de Lucía, en respuesta a declaraciones de la fiscal que entienden que los homicidas se habían ganado la confianza de la chica al proveerle drogas gratuitamente después de que ella pretendiera adquirir un cigarrillo de marihuana.

Guillermo denunció que su hija fue “entregada” por una amiga que unos días antes le presentó a los hombres que finalmente la asesinaron. “Ellos vendían droga en la puerta del colegio”, aseveró a medios nacionales.

“A mi hija la empalaron. Antes la habían drogado. La lavaron y la llevaron a la sala de primeros auxilios”, contó. Antes, su hijo había dado detalles escalofriantes: “A mi hermana la violaron, le introdujeron un palo en la vagina y por eso murió, no murió por sobredosis”, había dicho.

 

 

Comentarios

comentarios