Explosión e incendio en el Club Sportivo: tres personas sufrieron quemaduras

Un escape de gas en el comedor “El Decano”, que funciona en el club, generó un incendio y posterior explosión. Los bomberos llegaron a tiempo para evitar un desastre mayor. El duelo del comercio y dos mozos fueron hospitalizados por las quemaduras.

622
El fuego sorprendió al personal y los comensales de "El Decano" | Periodismo365

Toco transcurría con la naturalidad habitual de los domingos en la parrilla El Decano, que funciona en el Club Sportivo, en la esquina de las calles 21 y 31, en Presidencia Roque Sáenz Peña. Pero la calma fue interrumpida por alboroto, gritos y una brutal explosión a la que le siguió un dantesco incendio.

“Se empezó a sentir un fuerte olor a gas. Fui a socorrer al dueño del comedor que desesperado intentaba apagar el fuego que se prendió en la zona de atrás del local, donde están las garrafas. No pude llegar a ayudarlo porque justo se produjo una explosión impresionante. Volé por los aires hasta la calle. Los vidrios quedaron esparcidos por toda la vereda. Nunca vi algo así”, relató al parrillero Rubén Darío Anríquez al portal local Periodismo365.

Al momento del siniestro, minutos antes de las 22.30, había en el salón unas veinte personas cenando y mirando televisión. La onda expansiva de la explosión causó pánico e hizo que todos ganaran la calle corriendo.

Como consecuencia de la explosión y el incendio, Aldo Miño, propietario del comedor, sufrió graves quemaduras que abarcaron entre el 60 y el 70 por ciento del cuerpo, y dos mozos también fueron alcanzados por el fuego que les provocó quemaduras en los brazos y el torso. Los tres fueron trasladados de urgencia al hospital 4 de Junio.

El sector destinado a la cocina resultó completamente destruido, y los daños se extendieron también al salón, donde estallaron todos los cristales y también  se vio afectada la mampostería.

Las consecuencias no fueron mayores por la rápida acción de los bomberos que arribaron de inmediato desde el cuartel ubicado a siete cuadras del club.

Cerca de la medianoche del domingo, los peritos estaban abocados a reunir las evidencias que permitan determinar cómo se originó el siniestro. Mientras, se contaron unas doce garrafas de distinto volumen, que habían sido rescatadas de entre los escombros producto de la explosión. Se cree que, justamente un escape de gas generó el incendio y la elevada temperatura derivó en la explosión que avivó las llamas que se descontrolaron y resultaron infructuosos los intentos de sofocarlas con matafuegos.

 

Comentarios

comentarios