Estarían identificadas las jóvenes asesinadas en Quitilipi

Las madres de dos jóvenes de 22 y 18 años denunciaron que desaparecieron hace varios días. La identidad de una de ellas ya fue confirmada por sus familiares. La otra tiene varias señas particulares comunes con el otro cadáver.

5902
Las madres de Magdalí (izquierda), y Fátima (derecha) denunciaron su desaparición. La muerte de la primera ya fue admitida por sus familiares y amigos. Fátima tiene en su omóplato izquierdo un tatuaje idéntico al observado en uno de los cadáveres.

El Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif), practicó el lunes los exámenes a los cadáveres de las dos mujeres halladas muertas, en estado de descomposición, el último domingo en una zona rural de Quitilipi, en inmediaciones de la vieja ruta 16.

En principio, el procurador general Jorge Canteros adelantó que, de acuerdo a un informe preliminar, una de ellas había sido estrangulada y la otra degollada. Finalmente se confirmó que ambas murieron degolladas.

La Justicia aún no identificó fehacientemente a las jóvenes pero la información y una serie de elementos obrantes en la causa, permiten su identificación.

A esto se suma la presentación de dos mujeres que también este lunes denunciaron la desaparición de sus hijas: Fátima Florencio, de 18 años, y Magdalí Romero, de 22, ambas oriundas de Machagai.

La identificación de la mayor de ellas, madre de dos niñitas, ya es un hecho en las redes sociales, donde familiares y amigos lamentan y repudian lo ocurrido y piden justicia.

Por otra parte, Fátima tiene una característica común con uno de los cadáveres: una “estrella de David” tatuada en el omóplato izquierdo, detalle que en el primer reporte policial se señaló erróneamente como “un símbolo esvástico”. También se halló una gargantilla plástica que utilizaba habitualmente.

Coincidentemente, Magalí y Florencia que interactuaban asiduamente en las redes sociales, dejaron de hacerlo el martes 3 de abril, cuando ambas modificaron sendas fotos de perfil.

Los papeles de la moto

En el inicio de la investigación hubo una serie de allanamientos, uno de ellos en la vivienda de un joven presuntamente vinculado a una de las chicas, en la que se halló documentación de la moto cuya llave fue hallada junto a los cuerpos, aunque el rodado no aparece.

 

Comentarios

comentarios