Estamos viviendo tiempos de lucha nacional por la independencia definitiva

827

 

Por Celeste Segovia |

En épocas de caminos sinuosos, los actos más oscuros se disfrazan de los grandes vocabularios institucionales, donde siempre ese institucionalizado vacío esconden intereses espurios.

Podríamos realizar un diccionario desde el derecho humanitario a la democracia como forma abstracta de gobierno o los intereses reales que conllevan a un juicio político. En verdad detrás de todo hay intereses de poder nacional, regional e internacional, anclados desde lo local.

En la política lo importante son los hechos; y las palabras fortalecen u oscurecen esos hechos.

El último 17 de abril, en América Latina, más preciso en Brasil, se produjo un golpe de Estado. La Cámara de Diputados excediéndose en sus fueros y en sus injerencias inicia un juicio político a la presidente Dilma Rouself por una cuestión no judicial, dejando en claro un debate que se está dando por una decisión de contabilidad en la política fiscal.

En realidad es un golpe institucional y mortal hacia el principal sudamericano de Brasil, comandado increíblemente por el presidente de la Cámara de Diputados, Cunha, acusado por múltiples hechos de corrupción y con varias cuentas en la cueva financiera de Panamá, que en verdad es dirigida desde los Estados Unidos.

El proceso de integración latinoamericano, única política estratégica que nos suma capacidad soberana con el Mercosur, Unasur y Celac, queda gravemente erosionado teniendo en cuenta el centro de gravedad geopolítico de Brasil; y asimismo es una manera de eliminarlo al gran Lula que transformó a Brasil en un gigante, más allá de sus crisis, y a Dilma, quien nadie cuestiona su identidad. Es ahí cuando las palabras oscurecen los hechos.

El parlamento se convierte en actor del golpe de estado cuyo primer antecedente fue en Paraguay con Lugo. Es una originalidad geopolítica pasar de los clásicos golpes cívicos militares a los golpes parlamentarios blandos. Pero si uno va a fondo se encuentra que la estrategia de golpe blando está planteado por el General de la CIA, Gene Sharp, en su libro “De la dictadura a la democracia”, o sea es un plan de reactualización de la doctrina Monroe.

Esto nos obliga a los peronistas a recuperar las fuentes estratégicas del pensamiento de Perón y que todas las fuerzas y políticas sepamos que en nuestro país estamos viviendo tiempos de lucha nacional por la independencia definitiva.

Toda política es política internacional y todo lo otro es secundario si no solucionamos lo primero que nos enseñó el conductor Juan Domingo Perón. Desde esta perspectiva lo ocurrido en Brasil es una derrota nacional y lo que pasa en América Latina mucho dependerá de lo que ocurra en la Argentina.

Comentarios

comentarios