Escándalo olímpico: nadadores estadounidenses inventaron un robo y terminaron presos

Habían provocado daños en una estación de servicio pero se comprometieron a repararlos. Sin embargo, dijeron a la prensa de su país que habían sido asaltados por falsos policías. La Policía encontró sólo a dos de ellos.

273
Ryan Lochte ya había dejado Brasil, pero sus compañeros de equipo Jack Conger, Gunnar Bentz fueron atrapados en el aeropuerto. Y de Jimmy Feigen no se conoce el paradero.

La estrella de la natación estadounidense Ryan Lochte y sus compañeros de equipo Jack Conger, Gunnar Bentz y Jimmy Feigen se dirigían a la villa olímpica el último domingo a bordo de un taxi cuando decidieron parar en una estación de servicio para que dos de ellos fueran al baño.

Al salir, uno de los nadadores rompió una puerta de una patada. El personal de seguridad acudió a ver qué ocurría y pretendió interceptarlos pero ellos se resistieron y en medio de un forcejeo intentaron infructuosamente subir al taxi para darse a la fuga.

La Policía llegó muy rápido y, en una breve charla con el encargado, los atletas se comprometieron a pagar los daños y todo quedó ahí.

Sin embargo, Lochte, en una entrevista con un medio estadounidense, dijo estar desencantado con Río de Janeiro por la gran inseguridad imperante de la que habían sido víctimas. Contó que habían parado en el shop de la estación de servicio y que al volver al taxi fueron abordados por un grupo de sujetos armados con pistolas y exhibiendo placas policiales que le exigieron la entrega de todas sus pertenencias, incluida sus billeteras. Y agregó que habían alcanzado a subir al auto pero que el taxista ni se inmutó, de lo que dedujo que también era parte de la banda delictiva.

Esta versión llegó a la Justicia y a la Policía brasileña, que de inmediato se ocupó del tema y el miércoles fueron emitidas sendas órdenes de detención para los nadadores. Lochte ya había dejado Río, mientras Conger y Bentz fueron arrestados en el aeropuerto cuando se disponían a abordar un vuelo a Estados Unidos. Y de Feigen, no se sabe nada pero se cree que sigue en Brasil.

 

 

 

Comentarios

comentarios